El Chelsea se impuso por penales ante el Villarreal y se consagró campeón de la Supercopa de Europa

.container-video { position: relative; width: 100%; overflow: hidden; padding-top: 56.25%;
}
.responsive-iframe-video { position: absolute; top: 0; left: 0; bottom: 0; right: 0; width: 100%; height: 100%; border: none;
}

El Chelsea sumó una nueva estrella este miércoles al superar al Villarreal en la Supercopa de Europa celebrada en Belfast. Hakim Ziyech abrió el marcador para los Blues en la primera parte, pero en el complemento, Gerard Moreno igualó las acciones. En la prórroga se mantuvo la igualdad y el trofeo se dirimió en los penales.

La Supercopa de Europa, torneo que enfrenta al ganador de la Champions League con el de la Europa League, inaugura tradicionalmente la temporada europea de fútbol. De esta manera, la campaña 2021/22 inicia de color azul.

El cuadro inglés tuvo una gran actuación en el primer tiempo pero sufrió la lesión de Ziyech, goleador de la noche y una de sus máximas figuras. Su salida y la de N’Golo Kanté, esta por decisión táctica de Thomas Tuchel, hicieron que el nivel del equipo decayera y le dio así la oportunidad al cuadro español de tomar confianza y comenzar a generar daño.

Con grandes actuaciones en ataque del ecuatoriano Pervis Estupiñán y del español Gerard Moreno, el Submarino Amarillo puso en aprietos al campeón de la Champions y logró el empate cuando restaban 15 minutos para el final. Sin embargo, los pocos días de entrenamiento el jugaron una mala pasada al cuadro de Unai Emery que en la prórroga sintió el desgaste físico y sufrió más de la cuenta, aunque logró llegar a los penales.

El Chelsea sigue sumando trofeos a sus vitrinas (Reuters)
El Chelsea sigue sumando trofeos a sus vitrinas (Reuters) (JASON CAIRNDUFF/)

Antes de que el árbitro pitara el final de los 120 minutos, Tuchel sorprendió al mandar a la cancha a Kepa Arrizabalaga, el arquero de 26 años que llegó al Chelsea como el más caro del mundo, pero que en la última temporada había perdido el puesto con el francés Édouard Mendy. El técnico alemán apostó por esta estrategia para activar una especie de juego psicológico que dio sus frutos porque el cuadro londinense se quedó con el trofeo.

En la tanda de penales, el guardameta español tapó los disparos al argelino Aïssa Mandi y de su compatriota y capitán del Villarreal, Raúl Albiol. De esa manera, revirtió la serie que había empezado en desventaja para su equipo, porque Asenjo le había atajado el primero a Kai Havertz, y decretó la consagración de los Blues.

Con esta conquista, el Chelsea sumó su estrella número 32 en su historia. Además, ya suma ocho torneos internacionales y se convirtió en el primer club en conseguir dos Champions Leagues, dos Europa Leagues y dos Supercopas de Europa. Este año irá también por el Mundial de Clubes, que aún no pudo ganar.

Artículo en desarrollo

También te puede interesar...

Leave a Comment