Ley de talles: ya se relevaron las proporciones corporales de más de 10 mil argentinos

Antes tenía problemas con los talles. Hoy los sigo teniendo porque no tengo un cuerpo hegemónico. Voy a comprarme ropa y me marca los rollos o alguna parte del cuerpo con la que no me siento cómodo”, dice un chico. “A todos nos sucede que en el momento de ir a comprar ropa nos resulta muy difícil encontrar un talle”, se suma una chica. “Me encantaría que vestirse sea un derecho”, sueña otra.

Los testimonios fueron recogidos entre los más de 10 mil argentinos que se ofrecieron como voluntarios para los escaneos 3D que tienen como objetivo crear un Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (SUNITI) establecido por la Ley de Talles (Nº 27521), normativa sancionada en 2019 e impulsada por la tercera precandidata a diputada nacional por el Frente de Todos Marcela Passo, que apuesta a la consolidación de un sistema unificado en todo el territorio nacional.

El 9 de junio pasado, tras la reglamentación de la legislación por parte del gobierno de Alberto Fernández, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) inició los estudios. Este primer relevamiento federal de la morfología y las medidas de los cuerpos argentinos permitirá ajustar la tabla de talles de indumentaria a la realidad de los habitantes. Los informes se toman a través de un escáner 3D que genera una imagen virtual del cuerpo completo en un lapso de entre 10 y 15 segundos mediante 16 cámaras infrarrojas que pueden realizar hasta 400 mediciones con un solo escaneo.

En base a los resultados obtenidos, dentro de seis meses, el INTI presentará el primer Estudio Antropométrico Argentino (EAAr) para dar un paso más en el marco de la Ley de Talles.

El estudio del INTI permitirá actualizar la tabla de talles para la confección y venta de ropa en Argentina. De esta manera, más personas encontrarán vestimentas adecuadas a las formas y dimensiones del cuerpo
El estudio del INTI permitirá actualizar la tabla de talles para la confección y venta de ropa en Argentina. De esta manera, más personas encontrarán vestimentas adecuadas a las formas y dimensiones del cuerpo

Hasta el momento, para la creación del SUNITI, se realizaron 10 mil escaneos 3D sobre voluntarias y voluntarios de una decena de ciudades del país y se proyecta ampliar la evaluación hasta 14 mil personas para así consolidar un esquema de talles acorde a los cuerpos reales de los argentinos y argentinas.

Dentro del SUNITI se encontrarán también incluidos el calzado y los uniformes de trabajo. La normativa aclara que dicho sistema deberá ser implementado para la totalidad de la indumentaria, “salvo aquellas prendas expresamente excluidas”. En efecto, se excluyó: la indumentaria denominada de alta costura o de diseño de autor; las prendas confeccionadas a medida y, en general, aquellas que han sido realizadas de manera personalizada a pedido de las consumidoras y los consumidores; los accesorios de vestir (tales como: corbatas, bufandas, pañuelos, medias, guantes, sombreros, entre otros) y los implementos destinados a la protección personal en tareas laborales.

Avanzar con la ley de talles nos transforma en una sociedad más justa”, aseguró la massista Marcela Passo. En esa línea, agregó “el avance de esta ley es el reconocimiento de los cuerpos reales y además garantiza la inclusión, la equidad y beneficia a miles de personas a las que ir a comprar ropa les puede resultar un gran dolor de cabeza”.

MARCELA PASSO - LEY DE TALLES
El pasado 3 de agosto se hizo la presentación oficial de la última etapa del estudio Antropométrico. La impulsora de la normativa, Marcela Passo (la segunda desde la izquierda), estuvo presente junto a militantes de la ONG Anybody

Con las mediciones obtenidas, el INTI creará la Primera Base de Datos Nacional de Medidas Antropométricas con el propósito de representar los distintos estratos de la población definidos por sexo/género, grupo etario y región del país. Además de representar a las cinco regiones nacionales: Patagonia, Cuyo, Centro, NOA y NOE.

Para confeccionar una nueva tabla de talles, las principales mediciones que se utilizarán tienen que ver con largo de brazos y piernas, distancia entre hombros, busto, cuello, cadera y cintura, entre otras. En ese marco, Passo remarcó que la implementación de esta ley “ayuda también a los productores textiles, sobre todo a los que exportan, ya que hoy tienen muchos inconvenientes debido a que no tienen una referencia única a la hora de mandar ropa de distintos tamaños a otros países”.

“El Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria es un primer paso hacia el camino del reconocimiento de derechos en materia de talles y diversidad corporal. Avanzar con la ley que logramos desde el Congreso y para dar respuestas a la sociedad, nos transforma en una sociedad más justa e inclusiva”, cerró la mentora de la normativa, Passo.

¿Cuánto más habrá que esperar para que las prendas tengan las medidas reales de los argentinos? A fines del año pasado, ya se hablaba de que había que esperar un año para tener el estudio terminado, analizar los resultados y elaborar la curva de talles. Ese año ya pasó, en su mayoría en pandemia. Y todo indica que -tras la reglamentación- habrá que esperar, al menos, hasta 2022.

SEGUIR LEYENDO:

A más de un año y medio de su sanción, el Gobierno reglamentó la Ley de Talles

Ley, reglamentación y después: ¿cuándo habrá en los locales prendas con los talles reales de los argentinos?

Paso a paso, cómo será el estudio para obtener las medidas reales de la población argentina

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment