Detuvieron a un hombre con pedido de captura internacional que había asesinado a otro en un robo en 2020

Detuvieron hombre con pedido de captura internacional
Daniel Sebastián Ocampo con pedido de captura nacional e internacional, fue detenido acusado de asesinar de una puñalada a Juan Domingo Grillo (Télam)

Un hombre de 43 años, con pedido de captura nacional e internacional, fue detenido acusado de asesinar de una puñalada a un empleado de Telecom en su vivienda del barrio porteño de Saavedra en marzo del 2020. Se trata de Daniel Sebastián Ocampo (43), acusado del crimen de Juan Domingo Grillo (45), empleado de la empresa de comunicaciones Telecom, quien fue asesinado de una puñalada cuando se hallaba en su vivienda con su esposa y sus dos pequeñas hijas de 2 y 7 años.

Ocampo, alías “Pichicha”, fue detenido en una casa ubicada en la calle Hernández al 3100 de la localidad bonaerense de Tortuguitas, partido de Malvinas Argentinas, por efectivos de la División Captura y Búsqueda de Prófugos de la Policía de la Ciudad.

Un vocero judicial indicó a la agencia Télam que desde la Secretaría de Prófugos se inició una búsqueda que dio con la dirección del domicilio donde residía el acusado, por lo que se inició una investigación para lograr su detención.

La investigación estuvo a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 18, de Pablo Ormaechea, Secretaría 156, de Marcelo Scheinsohn en coordinación con la Unidad Fiscal Especializada en Investigación Criminal Compleja, cuyo titular es el fiscal José María Campagnoli.

Ocampo poseía desde el 16 de abril del año pasado un pedido de captura nacional e internacional solicitado por el Juzgado interviniente, que ahora lo imputó del delito “homicidio en ocasión de robo”, en perjuicio de Grillo, que prevé una pena 10 a 25 años de prisión.

El hecho por el que es acusado ocurrió cerca de las 3.30 de la madrugada de 4 de marzo de 2020 en un chalet de la calle Conde al 4300, entre Correa y Ruiz Huidobro, en el barrio porteño de Saavedra. Allí se ubicaba la casa de dos plantas que estaba en plena remodelación, con el frente sin revoque y cubierto con andamios a donde la familia se había mudado aquel fin de semana a la propiedad.

Todo comenzó cuando Ocampo violentó la reja de una ventana de la casa que da a la calle, desde donde logró ingresar a la vivienda y una vez adentro, el asaltante se dirigió a uno de los dormitorios y sorprendió a su dueño durmiendo junto a su esposa.

En ese momento el dueño de casa pretendió resistirse e intentó forcejear con el delincuente, pero recibió un puntazo en el tórax del lado derecho, lo que le provocó la muerte unos minutos más tarde por lo que frente a ello, el delincuente decidió abandonar el lugar sin robar nada.

Además, por el mismo hecho fue detenida una mujer, con quien convivía Ocampo, que según pudo comprobar la justicia, actuó como campana. Para el juez de instrucción, la mujer fue partícipe necesaria de ese asesinato ya que su rol era de “auxilio y resguardo para que la incursión criminal pudiera tener éxito”.

Y al repasar las pruebas contra la acusada, los integrantes de la Sala IV de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional recordaron que a las pocas horas del crimen, efectivos de la Comuna 12 de la Policía de la Ciudad recorrieron el Barrio Mitre, ubicado en las cercanías, y recopilaron dichos de testigos que aseguraron que un hombre apodado “Pachicha” habría cometido el delito y que la mujer con la que vivía actuó de “campana”.

La policía trabajó en la puerta de la casa donde ocurrieron los hechos el 4 de marzo de 2020 (Thomas Khazki)
La policía trabajó en la puerta de la casa donde ocurrieron los hechos el 4 de marzo de 2020 (Thomas Khazki)

Los mismos testigos dijeron que antes lo habían visto por el barrio con un arma tipo cuchillo y que amedrentaba a quienes se pusieran en su camino. Los magistrados destacaron las filmaciones obtenidas en el expediente, con las que se estableció el recorrido que realizaron tanto la imputada como su cómplice hasta llegar a la casa de la víctima. Allí también se observó el momento en el cual la mujer se va de la vivienda y se saca una prenda para quedarse en musculosa.

Ocampo fue juzgado por un “robo simple en grado de tentativa” cometido en Vicente López en 2001 y por una causa por “resistencia a la autoridad”, por la que fue condenado a 11 meses de prisión en 2011 por el Tribunal Oral en lo Criminal 21.

Además, en diciembre de 2012 se lo imputó como “coautor del delito de robo con armas cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada”, por lo que cumplió una pena efectiva de tres años, según el expediente del Tribunal Oral en lo Criminal 17. Y por este mismo hecho, en agosto de 2013 fue concedido con el beneficio de libertad condicional y fijó como lugar de residencia el domicilio de Tortuguitas, donde finalmente fue detenido.

SEGUIR LEYENDO:

Detuvieron al primo del cartonero buscado por la desaparición de Maia: tenía un pedido de captura por encubrimiento en una causa de trata de personas

Detuvieron a un hombre con pedido de captura internacional por el crimen de un policía

Desactivan un pedido de captura contra uno de los abogados que asistió a Daniel Muñoz para que invirtiera 30 millones de dólares de la corrupción en Turks and Caicos

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment