Huerta en casa: nos preparamos con todo para el mes de agosto

huerta en casahuerta en casa
Es importante rotar los cultivos para cuidar los nutrientes del suelo. Esta acción consiste en cultivar plantas diferentes en cada temporada.

Con la llegada de días más largos, y un leve aumento de la temperatura la planificación y el manejo de los cultivos resultan factores clave para tener una buena siembra y cosecha de la huerta en casa.

En nuestro país, en el mes de agosto se puede sembrar acelga, lechuga, perejil, remolacha, achicoria, rúcula, zanahorias, escarola, puerro, arveja, papa, albahaca, tomate, pimientos y berenjena.

Un aspecto clave es tener en cuenta que a partir de este mes, las plantas empiezan a necesitar más agua. Una regla general es saber que aproximadamente se debe incorporar 5 litros/agua por metro cuadrado.

Si todavía no se instaló un sistema de riego, es útil pensar que uno de ellos es el denominado por goteo, que se puede hacer caseramente.

Adelantos pensando a futuro

Llegado fin de mes, se puede adelantar la siembra de maíz, porotos y zapallitos. Pero, como todavía hay posibilidades de que caiga alguna helada tardía, convendría cubrir las plantas que hayan nacido con alguna cobertura. A modo de ejemplo: polietileno transparente, paja o restos de maleza secos y mantener la humedad del suelo.

huerta en casa

huerta en casa

Además, es importante rotar los cultivos para cuidar los nutrientes del suelo. Esta acción consiste en cultivar plantas diferentes en cada temporada. Por ejemplo: si en un cajón sembramos tomates, albahacas y cebolla de verdeo durante la primavera-verano, en la temporada de otoño-invierno se sebe sembrar habas, repollos y puerro.

Claves técnicas

Cada vez que se siembre se deben tener en cuenta dos factores: la profundidad y densidad de siembra. La profundidad de siembra se calcula a partir de las dimensiones de la semilla y es de dos a tres veces su tamaño. Por su parte, la densidad de siembra alude a la cantidad de semillas que se ubican en una superficie productiva según su extensión.

Sobre todo al producir en contenedores, si se colocan muchas semillas en un espacio reducido, las plantas no podrán desarrollarse y será necesario hacer un raleo del excedente.

Si la huerta está ubicada en una terraza, es recomendable construir barreras con plantas altas (como cañas verdes o secas) que atenúen los vientos fuertes del invierno y eviten el excesivo calor del verano. También, pueden utilizarse una tela o media sobra para disminuir el impacto de las temperaturas elevadas.

Estos datos son suministrados por el Proyecto ProHuerta de INTA y propone comenzar a construir la huerta en casa aprovechando la llegada de los días más largos del año.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment