Salta: dudoso crimen de un peluquero que fue detenido por correr desnudo y murió en manos de la policía

matiaz ruiz peluquero asesinado por la policia en salta
Matías tenía 27 años

No me hagan nada, por favor no me hagan nada”, se le escucha exclamar a un joven sentado sobre una calle de la ciudad de Salta, rodeado de policías. Minutos antes, cerca de las 7:30 del martes 13 de julio pasado, había sido detenido en inmediaciones del Parque San Martín por correr desnudo y en un estado completamente alterado.

Después, vino la tragedia: el joven murió en extrañas circunstancias, cuando ya estaba completamente reducido por los efectivos policiales y tras una inexplicable demora de los servicios de emergencias, que fueron llamados luego de que el estado de salud de la víctima se había complicado.

Ese joven era Matías Ruiz, un peluquero de 27 años oriundo de la provincia de Tucumán cuyo crimen nuevamente puso la lupa sobre la actuación policial. La sospecha es que otra vez, la fuerza policial fue excesiva. Así por lo menos lo cree la fiscal del caso, Ana Inés Salinas Odorisio, quien imputó a ocho personas por la muerte del peluquero.

Cuatro de esos acusados son los policías que participaron del operativo y los otros cuatro son operarios del Sistema de Atención de Emergencias y Catástrofes (SAMEC) de Salta, que para la Justicia hubiesen podido salvar la vida del joven si concurrían al lugar en menos tiempo. Todos fueron acusados de homicidio culposo y por el momento sólo queda uno detenido. Se trata del efectivo Héctor Matías Rodríguez, al que también se lo acusó del delito de vejaciones en concurso real. Declaró esta mañana y a partir de lo que diga, se va a resolver su situación en las próximas horas.

El resto de los imputados son los policías Sergio David Llanes, Néstor Damián Ulloa y Ricardo Ariel Sierralta. Por su parte, los empleados del SAMEC involucrados en la causa son Luis Alberto Rivas Pérez, Cristian Alejandro Huari, Gonzalo Federico Farfán y Marcela Silvana Giménez. En el caso de los uniformados, los tres se negaron a declarar y presentaron un escrito.

Los operarios, por su parte, sí hablaron ante la Justicia y brindaron su versión de los hechos.

El conmovedor pedido de piedad de Ruiz a los uniformados se conoció gracias a la difusión de un video registrado por un testigo ocasional en el que se observan los instantes posteriores a la detención. El joven peluquero estaba claramente fuera de sí y apenas pidió por su vida. Las imágenes fueron una de las claves para que la fiscal pudiera avanzar en la investigación, aunque no fueron lo único que tuvo en cuenta.

Hay otras filmaciones provenientes de las cámaras de video vigilancia que ubicaron al joven mientras corría desnudo por la calle Santa Fe. En ese momento, el personal policial motorizado lo interceptó cerca de calle Urquiza, exhausto, y lo mantuvo demorado allí. Al llegar, los médicos constataron que el joven, que presuntamente estaba bajo los posibles efectos de alguna sustancia, ya no tenía signos vitales. El estado en el que estaba Matías cuando llegaron los profesionales era lamentable. Estaba tirado sobre la parte trasera de la camioneta policial, cubierto con una sábana y esposado.

Allí, Matías ya estaba inconsciente. “Está con vida”, dijo una policía a medios locales después de ocurrido todo. El joven murió minutos después de entrar al hospital San Bernardo.

En diálogo con Infobae, la fiscal Salinas Odorisio aseguró que los efectivos imputados interceptaron y demoraron a la víctima con una “actuación exagerada” para el contexto. En ese sentido, la funcionaria explicó que lo primero que se descartó luego de los informes médicos, policiales, declaración de testigos y análisis de cámaras de seguridad es que se haya tratado de una muerte violenta. Es decir, no se observó que haya sido un elemento externo y contundente como un arma de fuego, un cuchillo o golpes de alguien lo que causó la muerte de Ruiz.

“Se comenzó a hacer a partir de ahí un trabajo de recolección de testigos y de cámaras cómo fue la intervención del personal policial y del SAMEC, que depende del Ministerio de Salud. Fue contenido y reducido por personal policial al que le reprochamos las formas y el tratamiento que emplearon. No se observa un trato excesivamente violento pero sí exagerado para lo que requería la situación”, dijo la fiscal.

Según explicó Salinas Odorisio, uno de los efectivos hizo “un uso inadecuado de la fuerza” y situó su pie derecho sobre el cuerpo de la víctima, “empujándolo para luego, con el mismo pie, apoyarse y presionar sobre su humanidad”. Otra fuente del Ministerio Público Fiscal salteño explicó a este medio que al detenerlo, lo esposaron y apoyaron el pie sobre el cuerpo de Ruiz mientras estaba boca abajo.

La fiscal indicó que luego del estudio anatomopatológico que se le practicó a la víctima no se pudo establecer la causa de muerte, aunque aclaró que de manera preliminar se sospecha que fue por un edema pulmonar y paro cardíaco. La funcionaria aclaró que por el estado de alteración en el que estaba el peluquero fue necesario el uso de la fuerza. De acuerdo con lo que pudo saber la fiscal, Matías se resistió y trató de escapar pero los uniformados se lo impidieron.

“Se notó que hizo falta el uso de la fuerza pero creemos que tanto la función policial como del punto de vista humano, se trataba de una persona que necesitaba asistencia y contención y no un trato que se le dé a un delincuente”, aseguró.

La otra parte de la responsabilidad -para la fiscal- la tienen lo operarios del SAMEC. En la investigación se pudo establecer que el primer llamado para pedir asistencia médica se dio a las 6:50 y fue de parte de un vecino tras verlo desnudo en plena vía pública. Luego, se pudo determinar que el personal policial tomó contacto con la víctima a las 7:35 y se solicitó un móvil del Servicio. A las 7:41 reiteraron el pedido y nuevamente a las 7:49, sin obtener ninguna respuesta. Recién llegó al lugar a las 8:13. Según precisaron en el MPF de Salta, desde el primer llamado, no se observa la designación de ninguna ambulancia hasta recién las 8:02.

En el sistema no se registran constancias sobre el motivo de la demora de la unidad de SAMEC, como tampoco designaciones de otras unidades sanitarias por los operarios intervinientes. “Actuaron de manera negligente. Cuando declararon trataron de deslindarse de la responsabilidad pero dijeron cosas llamativas que los complica aún más. Por ejemplo que pueden esperar mas de 40 minutos para asignar un móvil”, explicó la fiscal con sorpresa.

Luego de las declaraciones, la fiscal solicitó la libertad de tres de los cuatro policías. Sin embargo, pidió que los cuatro trabajadores del SAMEC permanecieran detenidos porque consideraba que podría haber un entorpecimiento de la investigación, ya que al pedir los informes del servicio de emergencias tuvo mucha resistencia. Para Salinas Odorisio no hay dudas de la responsabilidad compartida. No tiene dudas de que si el servicio de emergencias actuaba con más premura, hoy Matías estaría con vida. “El motivo más allá de las causas es que se trataba de una persona que necesitaba asistencia”, resaltó.

Ayer, los familiares del joven peluquero se manifestaron en las calles del centro de la ciudad de Salta para pedir justicia y el esclarecimiento de su muerte. También hubo movilizaciones en Tucumán, de donde era oriundo Matías.

SEGUIR LEYENDO:

El enigma de “Bodoque”, el pistolero acusado de dispararle a un policía en la cabeza en la zona de guerra narco de La Matanza

La trama detrás del asesinato del contador en Entre Ríos: negocios con narcos, el mercado negro del dólar y un testigo de identidad reservada

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment