Fernández y Kicillof compartieron el acto de ampliación de becas “Manuel Belgrano”

<!–


–>

El Presidente de la nación, Alberto Fernández, presentó junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof, la segunda etapa del sistema de becas estratégicas Manuel Belgrano en la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) del partido de Florencio Varela. Las mismas están destinadas a estudiantes de universidades nacionales y provinciales con el objetivo de promover el acceso, la permanencia y la finalización de estudios en áreas clave para el desarrollo económico.

Participaron del acto el intendente local Andrés Watson, la vicegobernadora Verónica Magario, los ministros de Educación, Nicolás Trotta, y de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk, y el rector de la UNAJ, Ernesto Villanueva.

“Estas becas están programando el futuro de la Argentina. Estamos promoviendo que se estudie lo que la Argentina necesita que se estudie”, explicó el Jefe de Estado. “Allí está el Estado para hacer el país que somos, el país maravilloso que somos”, remarcó

“La Argentina puede ser cabeza del mundo”, dijo el mandatario nacional al recordar un diálogo que mantuvo con Arturo Jauretche, y afirmó que “esa Argentina necesita de todos y cada uno de nosotros, nadie puede estar afuera, nadie puede quedarse al margen”.

“La gran diferencia que tenemos con nuestros opositores electorales es que ellos piensan un país donde sobran 20 millones de argentinos y nosotros pensamos un país donde todos estemos”, dijo Fernández.

“Nuestro deber es mejorar cada día la educación, la riqueza de las naciones no está en la riqueza que tenemos bajo la tierra, el futuro está en la inteligencia”, afirmó luego de entregar de manera simbólica 10 becas adjudicadas.

Por su parte, Kicillof expresó: “Argentina es famosa en el mundo por su universidad pública, que ha sido reconocida internacionalmente por su calidad y que también tiene para mostrar Premios Nobel, científicos, en todo el planeta, en las universidades del mundo. Pero muchos se olvidan de que la universidad pública argentina es lo que es por otro factor que la hace muy especial: es gratuita porque lo resolvió así Perón».

En tanto, Watson detalló: “la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) es un emblema del crecimiento de Florencio Varela y de toda la región. Desde que se fundó por ley en 2009 y se puso en funcionamiento en noviembre de 2010, ya se han inscripto más de 36.000 alumnos que son, en su mayoría, primera generación universitaria, que están trabajando en el territorio”.

El programa, que cuenta con una inversión de más de 5.000 millones de pesos del Gobierno nacional, consiste en el pago de 17.700 pesos que se abonarán los 12 meses al año y con la posibilidad de renovarla hasta 3 años para las carreras de pregrado, y 5 años en carreras de grado. El monto es el equivalente a la remuneración neta de dos ayudantías de segunda simple ajustable anualmente con el acuerdo paritario docente.

Podrán inscribirse estudiantes de sectores estratégicos vinculados a Petróleo, Gas, Minería, Computación e Informática, Ambiente, Logística y Transporte, Alimentos y Energía. Esta segunda etapa del programa duplicó la cantidad inicial de becas que se había lanzado durante su primera fase, en febrero de este año. 

Ahora, el beneficio llegará a 24 mil estudiantes de hasta 30 años, en el caso de ingresantes a nuevas carreras, y hasta 35 para avanzados en sus estudios, y cuyos ingresos en el grupo familiar sean inferiores a tres salarios mínimo, vital y móvil.

Trotta explicó que estas medidas impulsan la “democratización de acceso al derecho humano de educación superior como herramienta de profunda transformación y de construcción de igualdad”. Y aseveró que esta política “se complementa con el fortalecimiento de las Becas Progresar”, que este año “supera el 170 por ciento”, indicó. 

Finalmente, Villanueva aseguró: “Una beca es una apuesta por el futuro porque las carreras universitarias no son cortas. Entre el momento del Jardín de Infantes y el egreso de un estudiante son 20 años. En la Universidad son cuatro, cinco o seis. Son apuestas a mediano plazo para un futuro mejor para Argentina. Además de la ayuda económica que significa, es también una decisión de vida hacia dónde queremos ir».


Compartir

También te puede interesar...

Leave a Comment