Francia multa a Google por US$593 millones por ignorar pago por noticias

Google recibió una multa por 500 millones de euros (US$593 millones) en Francia después de que el gigante de búsquedas no cumpliera con la orden de llegar a un acuerdo justo con los editores para utilizar su contenido de noticias en la plataforma.

La unidad de Alphabet Inc. ignoró una órden de 2020 de negociar de buena fe para mostrar fragmentos de artículos en su servicio Google News, dijeron este martes las autoridades. La multa es la segunda sanción antimonopolio más grande aplicada en Francia para una sola empresa.

Francia no es el único país que intenta hacer que los gigantes tecnológicos rindan cuentas sobre el uso de la información noticiosa. A principios de este año, Australia exigió que empresas digitales como Facebook y Google paguen a los editores locales por las noticias. Google ha estado pagando cada vez más por la información, pero en sus propios términos, con un escaparate de noticias de Google de US$1.000 millones para dirigir a los lectores al contenido de las noticias.

La compañía se enfrenta a un ataque global a medida que los reguladores de todo el mundo agudizan el escrutinio de las firmas de tecnología más grandes del mundo, analizando su negocio de publicidad, aplicaciones y búsqueda.

“La sanción de 500 millones de euros tiene en cuenta la excepcional gravedad de las infracciones observadas”, dijo Isabelle de Silva, presidenta de la agencia francesa.

Google está “muy decepcionado” con la decisión y considera que “actuó de buena fe durante todo el proceso”, dijo un portavoz. La compañía agregó que está a punto de llegar a un acuerdo con Agence France-Presse que incluye un convenio de licencia global.

La confrontación entre Google y los propietarios de periódicos y agencias de noticias se veía venir. Durante más de una década, los editores europeos han estado presionando a los reguladores para que aborden el poder de Google, que ha ganado miles de millones de euros en ingresos publicitarios. En 2019, las quejas fueron presentadas en Francia por agrupaciones que representan a periódicos y revistas, así como a Agence France-Presse.

La multa del martes sería la última demostración de fortaleza del regulador francés, a medida que compite con sus homólogos de la Unión Europea y Alemania para convertirse en el regulador más duro de la región para las empresas tecnológicas estadounidenses.

También te puede interesar

También te puede interesar...

Leave a Comment