La final de la Copa América se juega con público: quiénes podrán ir al Maracaná

La final de la Copa América entre Brasil y Argentina se jugará con público en el estadio Maracaná. Así lo confirmó el intendente de Río de Janeiro, Eduardo Paes, quien firmó la autorización por decreto para que haya presencia de hasta 6.500 personas, aunque sin venta de entradas y con PCR negativos en coronavirus.

En una conferencia de prensa, Paes confirmó que la autorización es de un 10 por ciento para cada sector del estadio, donde deberá respetarse un distanciamiento de al menos dos metros entre las personas o familias.

La Prefectura de Río de Janeiro publicó la medida en el Boletín Oficial del Municipio y Paes reveló que será un evento que servirá de “testeo” para futuras opciones en otros eventos.

Brasil-Argentina: solamente para invitados

Al no haber venta de entradas, la única manera para ingresar será mediante la invitación oficial o acreditación de Conmebol y con un PCR de resultado negativo dentro de las 48 horas previas al horario de inicio de partido.

“En la final de la Libertadores (en enero entre Palmeiras y Santos), hubo 5.000 personas que se concentraron en un sector. Ahora, será el 10 por ciento en cada sector del estadio, todos testeados e invitados. También es un evento de prueba para nosotros”, aclaró Paes. 

“No recibí ninguna presión y no conozco a nadie de CBF y Conmebol. Es un evento importante, en el que se testean y se espacian”, completó.

La Conmebol quería más gente en el Maracaná

El viernes la misma Prefeitura había rechazado un pedido de Conmebol, realizado hace cinco días, para permitir el ingreso de hasta el 50 por ciento del aforo del Maracaná, previsto en 78.000 espectadores.

Lo cierto es que, desde el viernes, el cónsul general argentino en Río de Janeiro, Claudio Gutiérrez, recibió la la tarea encomendada de cursar esas invitaciones para los 2.000 argentinos que serían privilegiados de poder estar en el encuentro decisivo, aunque deben residir en Brasil.

El público que esté en el estadio será al margen de aquellos involucrados en la organización, cuya habilitación llegó a través de un pedido de Conmebol que aceptó el ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga, porque la Copa América “no incidió en la pandemia”.

En ese sentido, según los reportes de la casa madre del fútbol sudamericano, hubo hasta el momento 166 personas contagiadas vinculadas a la Copa América -incluidos empleados de empresas prestadoras de servicios-.

Fuente: NA

FH

e-planning ad

Fuente: Perfil.com

También te puede interesar...

Leave a Comment