Ley Ovina, con dictamen de mayoría luego de la media sanción

Ley OvinaLey Ovina
Además, se dispone la creación de una Comisión Asesora Técnica del Régimen para la Promoción, Desarrollo y Consolidación de la Ganadería Ovina y de Llamas (CAT),

Esta semana, la nueva Ley Ovina, obtuvo dictamen de mayoría en las comisiones de Agricultura y Ganadería y también de Presupuesto y Hacienda, de la Cámara de Diputados, y ahora podrá ser debatida en el reciento.

Se trata del “Régimen para la Promoción, Desarrollo y Consolidación de la Ganadería Ovina y de Llamas”, comúnmente llamada Ley Ovina (Ley N° 25.422), que reemplaza la anterior.

La nueva legislación recibió el aval de las comisiones a pesar de que desde la oposición y también algunos legisladores del Frente de Todos le hicieron críticas y manifestaron sus disidencias.

Nuevas inclusiones

El nuevo texto que modifica la ley del año 2001 y cuyo vencimiento fue el pasado mes de abril, intenta llevar previsibilidad al sector ovino argentino. Esta iniciativa tiene, como ejes vertebrales, la incorporación de la ganadería de llamas y fija que, por un plazo de 10 años, se destinará un presupuesto de 850 millones de pesos para promover la actividad.

Ley OvinaLey Ovina
La nueva ley Ovina recibió el aval de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Agricultura de la Cámara baja.

En ese sentido, el titular de la comisión de Agricultura y Ganadería, José Ruiz Aragón (Frente de Todos) manifestó que, “el proyecto sintetiza la gran mayoría de las discusiones que se han dado en torno a este tema”.

Por su parte, uno de los cuestionamientos es por el “monto escaso que se fijó” en 850 millones de pesos. Según planteó el diputado de Juntos por el Cambio, Pablo Torello, “es una cifra escasa”. En tanto que su compañero de bancada Atilio Benedetti marcó como puntos en disidencia que “el sistema de reparto de los fondos y la falta de mecanismos de actualización de recursos, son un problema”.

Aspectos a tener en cuenta

Serán beneficiarios del régimen las personas humanas, jurídicas, sociedades de hecho y sucesiones indivisas que realicen estas actividades. Al tiempo, se especifica la clasificación entre productores y productoras; prestadores de servicios; transformadores y comercializadores.

Para poder acogerse al régimen, los solicitantes deberán presentar un plan de trabajo y/o un proyecto de inversión, según corresponda, ante la Unidad Ejecutora Provincial del Régimen. “Se promoverá la igualdad de oportunidades para el desarrollo y participación de las mujeres en la cadena ovina y de llamas“, contempla la iniciativa.

El artículo 6 reza que la autoridad de aplicación, que será el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, “dará un tratamiento diferencial en los beneficios económicos y en los requisitos a cumplimentar a las pequeñas productoras y productores”.

Pero además “al sector de la agricultura familiar campesina e indígena que desarrollan la actividad en reducidas superficies o cuentan con pequeñas majadas”.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment