Agua de lluvia: sistema de captación para consumo humano, animal, vegetal e industrial

Para consumo humano, animal riego o uso industrial, depurar el agua de lluvia es un recurso cada vez más utilizado y adecuado. (Foto FAO )

El agua dulce es un recurso cada vez más escaso en el mundo debido a la contaminación ambiental y el cambio climático, por lo que para consumo humano, animal riego o uso industrial, depurar el agua de lluvia es un recurso cada vez más utilizado y adecuado.

En ciudades y campos se diseñan sistemas de captación del agua de lluvia (Scall) para disponer de suministro humano, animal y vegetal. Aunque se usa mucha tecnología, no es un elemento nuevo.

El agua se desplaza por caída libre o gravitación, lo que significa que ‘baja’ siempre que es posible. Haciendo uso de pendientes moderadas y surcos, ciudades de todas las épocas han usado sistemas de captación del agua de lluvia al canalizar el agua hacia aljibes, depósitos, cisternas y otros soportes.

El primer componente de los Scall son las grandes superficies de captación, que en la actualidad son los tejados en agua y los canales que la vierten junto a alcantarillas o directamente bajo tierra.

agua de lluviaagua de lluvia
Captador de agua de lluvia en el cerro Kukundicata, México, la más grande de Latinoamérica.

Depósitos de almacenamiento

Los depósitos de agua, generalmente soterrados, ya se usaban hace 5.000 años por parte de pueblos de zonas áridas. Aunque ahora incluyen elementos como sensores de llenado, esclusas motorizadas para canalizar el agua hacia otros tanques o bombas conectadas IoT para evitar averías.

Con frecuencia comparten infraestructura con sistemas como alcantarillado o red de metro, como ocurre en ciudades como Londres, Moscú y Nueva York, entre otras.

En Madrid se encuentra el mayor tanque de tormentas del mundo (Arroyofresno), un gigantesco depósito para almacenar el excedente tras una tromba y evitar al tiempo perder el agua o que esta sature las depuradoras.

Estaciones de bombeo inteligente

La relación entre los depósitos soterrados y las depuradoras y potabilizadoras requiere un ajuste fino. Solo cuando estas últimas son capaces de absorber más caudal, las bombas automatizadas conectadas a las cisternas bajo tierra entran en funcionamiento para limpiar las aguas.

-¿Cómo se puede utilizar eficientemente el agua de lluvia?

-Es frecuente contar con lo que Klaus Schwab llamó la ‘waternet’, una red sensorizada de medidores de presión, caudalímetros conectados y actuadores que dan información en tiempo real sobre el estado de la red de agua, su capacidad o sus averías.

Sistema SCALL para la EEA Ingeniero Juárez del INTA, en la provincia de Formosa, diseñado en 2016 por el ingeniero en Recursos Hídricos, Mario Basán Nickisch (INTA EEA Reconquista). 

Para industria, riego y consumo humano

Una alternativa interesante del agua de lluvia es su uso como refrigerante, elemento de corte a presión o elemento de limpieza (entre otros usos) en la industria. Eso sí, tras su uso, dicha agua necesita ser tratada a fondo para su limpieza, tanto si se reaprovechará para otros usos como si se vierte a los cauces.

Una de las ventajas de hacer uso de agua de lluvia para riego local es que su tratamiento es mucho más sencillo que la potabilización. Además, evita evitar esquilmar el agua fósil o de acuífero, vaciar los embalses o retirar agua que podría ser usada para consumo humano.

En el uso de agua de lluvia para consumo humano, el tratamiento es más complejo, porque necesita unas condiciones mucho más exigentes.

Una vez potabilizada, procedimiento que con frecuencia utiliza tecnología como ósmosis inversa, luz ultravioleta o tratamientos bacterianos, el agua limpia es bombeada a los circuitos de agua limpia para consumo. (Fuente: Tomorow.city)

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment