Equinos: consejos esenciales al momento de su vacunación

equinosequinos

Una vacunación eficiente en los caballos requiere cumplir con una serie de requisitos para lograr el éxito buscado. Una vacuna es un preparado biológico que tiene que poseer dos cualidades: por un lado ser inocuo para el animal y, a su vez, contar con toda la potencia para cumplir su finalidad.

Ese preparado está compuesto por diferentes sustancias que al ser inyectado en el animal, busca capacitar al aparato inmunológico para defenderlo cuando un microorganismo entra en contacto con un animal vacunado.

equinosequinos
Imagen: razasdecaballos,.com

Es conveniente que la cobertura vacunal cumpla con un conjunto de  premisas,  consideradas fundamentales en esta especie, como las siguientes: estado general y nutricional del animal, ausencia de parásitos, instalaciones donde se aplicarán, calidad del producto, utilización de una correcta técnica para la inyección, desinfección de la zona del cuerpo donde se realizará la inyección,   uso de material descartable, mantener la vacuna dentro de una necesaria cadena de frío, observar un buen cuidado posterior del equino, evitar las horas de intenso calor y trabajar sin apresuramientos, son requisitos cruciales que deben ser valorados.

Debemos inmunizar a animales que se encuentren en buen estado físico, sanos, bien nutridos y sin signos de enfermedades. Debe minimizarse el trabajo brusco con los animales (anteriores o posteriores a la aplicación).

Es aconsejable evitar (antes, durante y posterior a la vacunación) todas aquellas condiciones generadoras de estrés, porque resultan contraproducentes para una buena respuesta inmune.

equinos

equinos

Recomendaciones básicas

Ese preparado biológico que será inyectado, requiere:

  1. Ser manipulado en condiciones estrictas de
  2. Desinfectar la zona que será inyectada.
  3. Se aconseja utilizar material descartable para evitar transmitir enfermedades o causar ciertos problemas comunes y no deseados, como es un absceso en la zona de aplicación.
  4. La vacuna debe estar mantenida a la temperatura indicada en todo momento y su manejo debe ser realizado por gente capacitada con anterioridad. Una simple ruptura de la temperatura (tanto congelamiento como calor), puede inutilizarla y transformarse en un producto ineficiente.

Es aconsejable que los animales vacunados sean observados durante la vacunación y también durante los días posteriores a la misma. Requieren ser advertidos posibles cambios o reacciones, no solo en el estado general sino también en el sitio de la inyección.

Dr. Jorge M. Genoud

Médico Veterinario

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment