Salta: 13 personas fueron hospitalizadas al intoxicarse con monóxido de carbono

Hospital Público Materno Infantil Salta
El gobierno de Salta informó que 13 personas intoxicadas con monóxido de carbono ingresaron al Hospital Público Materno Infantil (Google Maps)

El gobierno de la provincia de Salta informó que 13 personas intoxicadas con monóxido de carbono ingresaron al Hospital Público Materno Infantil (HPMI), de la ciudad capital, entre el domingo y ayer. Fue por usar braseros para combatir las bajas temperaturas que se vienen registrando en la provincia norteña.

La médica María Ángeles Insúa Beverina, responsable de la Emergencia Pediátrica del HPMI expresó que “estos pacientes podrían haber fallecido, porque el monóxido de carbono es un enemigo invisible, no tiene olor ni una manera concreta de que las personas se den cuenta de que están bajo sus efectos, hasta que el gas ya está en el organismo, y a veces ya es demasiado tarde”.

En total fueron 13 pacientes -ocho niños y cinco adultos- que ingresaron a la guardia del HPMI entre la tarde del domingo y la madrugada del martes, en todos los casos por intoxicación con monóxido de carbono debido al uso de braseros para mitigar las bajas temperaturas que se registran estos días.

Por un lado, una familia, integrada por una mujer embarazada de 31 semanas, su esposo y su hija de 2 años, ingresó con intoxicación “moderada a grave”. En este caso, todos quedaron internados con suministro de oxígeno, y se encuentran estables y con evolución favorable.

En tanto, siete niños de entre 2 y 10 años y tres adultos ingresaron con intoxicación “leve a moderada” y permanecieron en observación entre 6 y 12 horas, tras lo que fueron dados de alta.

Frente a esta situación, el Ministerio de Salud Pública de Salta recordó a la población los riesgos de intoxicación y muerte por inhalación de monóxido de carbono, como también de incendios a causa del uso de braseros, estufas o velas mal ubicadas.

Asimismo, recomendó que los artefactos a gas deben ser revisados por técnicos matriculados, a efectos de detectar posibles pérdidas y asegurarse de que no generarán monóxido de carbono, y pidió una correcta ventilación en el hogar para evitar su concentración.

En el hospital aún quedaron en observación tres personas intoxicadas en Salta
En el hospital aún quedaron en observación tres personas intoxicadas en Salta

Recordó que el monóxido de carbono es una sustancia gaseosa, que no tiene olor ni color y se encuentra en el humo de la combustión que producen braseros, estufas a gas y otros sistemas de calefacción, velas o vehículos con motor encendido.

Destacó que en jornadas de baja temperatura, el riesgo de intoxicación y muerte aumenta, debido al mal uso de artefactos de calefacción que funcionan a gas, carbón, leña, querosén u otro combustible en ambientes sin suficiente oxígeno y que por eso es importante no mantener los ambientes completamente cerrados, para evitar la acumulación del gas.

Entre las recomendaciones se destacan no utilizar hornallas u hornos de cocina para calentar los ambientes; encender el brasero fuera de la casa y no entrarlo hasta que el carbón esté completamente prendido; mantener una ventana o puerta semiabierta, para permitir la circulación de aire; y no dejar el brasero en el interior, sobre todo cuando las personas se retiran a dormir.

Insistió además en nunca dormir con velas o braseros encendidos; no instalar el calefón en el interior del baño; la llama de los quemadores de horno y hornallas debe ser siempre azul y si presenta color amarillo o anaranjado, es por la presencia de monóxido de carbono y en ese caso, se debe revisar los artefactos de inmediato.

Remarcó también el revisar que las chimeneas no estén obstruidas por nidos de aves allí construídos; no encender el motor de vehículos en lugares cerrados ya que el humo del caño de escape produce alta concentración de monóxido de carbono; y tener cuidado con el uso de velas y que estas no entren en contacto con materiales que puedan quemarse y generar incendios como telas, papel o madera e igual precaución se debe tener con las estufas.

La intoxicación por monóxido de carbono provoca dolor de cabeza, mareos, debilidad, náuseas, vómitos, dolor en el pecho, confusión, y pérdida del conocimiento y las personas dormidas pueden morir sin poder reaccionar, y ante la sospecha de intoxicación, se debe retirar de inmediato a la persona del ambiente contaminado, ventilar el lugar y solicitar ayuda al Sistema de Emergencias 911.

SEGUIR LEYENDO:

Contra el “asesino silencioso”: cómo evitar muertes por intoxicación de monóxido de carbono

La Matanza: una beba de 10 meses fue internada por una intoxicación con cocaína e investigan a sus padres

Llegó el frío: todo lo que hay que saber para evitar intoxicaciones con monóxido de carbono

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment