El dolor de Ruggeri al recordar el gol de Maradona a Inglaterra: “Tendría que estar acá”

Después de un día repleto de homenajes y reconocimientos a Diego Maradona por cumplirse 35 años del Gol del Siglo convertido a Inglaterra en el Mundial de México 1986, Oscar Ruggeri recordó con emoción a su amigo, llenó de elogios a Carlos Bilardo y se lamentó por la muerte temprana del capitán, de José Luis Brown y de José Luis Cucciufo, los tres campeones del mundo que ya no están.

“Veníamos hablando con el Gringo Giusti y yo no sé si es la edad que ya nos pusimos grandes pero nos emociona todo. Y a mí me vuelve loco que haya muchachos que ya no están, Cucciufo, el Tata Brown y Diego”, le explicó Ruggeri al Pollo Vignolo en ESPN F90.

“Ustedes no tienen ni idea, piensan que hacen un programa y cuentan del día de Inglaterra, del día de Uruguay o de la final y listo, se van a la casa. Pero a nosotros, no tienen idea ustedes lo que nos dan y yo pienso qué loco porque los tres se murieron muy pibes. Hoy tendrían que estar los tres disfrutando de esto, que los abracen por la calle”, se lamentó el Cabezón entre el agradecimiento a sus compañeros y la tristeza por sus ex compañeros fallecidos.

Como ya dijo en más de una ocasión, Ruggeri sigue esperando que Maradona aparezca y estos casi siete meses desde aquel fatídico 25 de noviembre hayan sido una pesadilla: “Cada vez que hablamos de Diego parece como que lo tienen en una casa y en cualquier momento va a aparecer a hablar. Lo esperás y no ocurre y decís ‘qué lástima que este pibe no se haya cuidado’ porque si yo estoy viviendo lo que vivo imaginate Diego que es una de las personas más conocidas del mundo. Vivió como él quiso vivir pero hoy tendría que estar, venir acá y nosotros hacerle un homenaje, abrazarnos y contar todo lo que hacíamos en la concentración y todo lo que nos reíamos”.

Como testigo privilegiado del Gol del Siglo por vivirlo y disfrutarlo desde el mismísimo campo de juego del Estadio Azteca, el campeón del mundo contó: “Ustedes no tienen idea el calor que hacía, el smog que te hace doler el pecho y no podés respirar. Era imposible correr así, viste cómo iba saltando la pelota. No le pudieron pegar y mirá que se pegaba, para que te saquen una amarilla lo tenías que matar”. Además reconoció que por orden de Bilardo tenía prohibido pasar la mitad de la cancha para ir a festejar los goles.

Y justamente al momento de hablar de Bilardo, Ruggeri lo hizo como un hijo cuando le agradece a su padre: “Tengo unas ganas de ir a abrazarlo. Decí que no se puede ahora. A Bilardo lo queremos de verdad, no fue solamente nuestro técnico. Se nos metió en nuestras casas, en nuestras familias y en nuestras vidas y no podemos no recordarlo así porque este tipo nos hizo grandes”.

Con una sonrisa, recordó que Maradona les mintió sobre La Mano de Dios asegurándoles que lo había hecho con la cabeza y explicó que Diego tenía tanto hambre de gloria que cuando la delegación llegó a México le pidió a Bilardo que quería estar solo con sus compañeros, que no quería visitas ni publicidades porque “era su Mundial”. Y vaya si lo fue que 35 años después sus goles se siguen gritando.

e-planning ad

Fuente: Perfil.com

También te puede interesar...

Leave a Comment