Tras el primer día de alerta por el “ciclón extra tropical”, hasta cuándo continuará el mal tiempo en Buenos Aires

Tras el primer día de alerta por el “ciclón extra tropical”, hasta cuándo continuará el mal tiempo en Buenos Aires (DyN)
Tras el primer día de alerta por el “ciclón extra tropical”, hasta cuándo continuará el mal tiempo en Buenos Aires (DyN)

La noticia de la llegada de un “ciclón extra tropical” durante el día de ayer a la provincia y la ciudad de Buenos Aires puso en alerta a la población. Si bien no se trata de un fenómeno extraordinario, los especialistas indicaron en las últimas horas ciertas precauciones para evitar posibles accidentes.

Tras el primer día de tormentas, actualmente continúa vigente una alerta amarilla en la zona del Área Metropolitana debido a la presencia de fuertes ráfagas de viento que podrían alcanzar los 50 kilómetros por hora. En casos de lluvias y tormentas bajo estos parámetros, en su página oficial el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) recomienda: “Asegurar los objetos que podrían volarse en patios y jardines, mantenerse alejados de los árboles que podrían llegar a caerse, no estacionar los vehículos debajo de ellos, cerrar los domicilios de la manera mas hermética posible y tener siempre lista una mochila de emergencias con linterna, radio, documentos y el teléfono personal”.

Por otro lado, el Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgo (Sinagir) fue el que informó el sábado de la llegada del denominado “ciclón extra tropical”, un sistema de baja presión que nada tiene que ver con los huracanes, tal como explicaron los expertos.

Las regiones costeras de los partidos bonaerenses de General Pueyrredón y de Mar Chiquita junto al de General Alvarado, fueron los más afectados en las últimas horas por los fuertes vientos del sector sur, que en estos lugares llegaron a velocidades de entre 55 y 70 kilómetros por hora, con ráfagas superiores a los 90. Por eso regía allí un alerta naranja, precisó el SMN.

¿En qué se diferencian las alarmas? El nivel de “Alerta Naranja” significa que es necesario estar preparado ante el anuncio de fenómenos meteorológicos que pueden ser peligrosos para la sociedad, la vida, los bienes y el medio ambiente; mientras que “Amarillo” tiene capacidad de daño y riesgo de interrupción momentánea de las actividades cotidianas.

Continuaba el mal tiempo en la Ciudad (José Romero/télam/ef)
Continuaba el mal tiempo en la Ciudad (José Romero/télam/ef) (JOSE ROMERO/)

En tanto, se encuentra vigente la alerta amarilla en el este de la provincia de Buenos Aires, sur de Santa Fe y de Entre Ríos, donde los vientos del sector sur son de entre 30 y 50 kilómetros con ráfagas de 75, al tiempo que las lluvias llevan acumulados entre 20 y 50 milímetros de agua.

En la ciudad de Mar del Plata, el vendaval y las precipitaciones persistentes provocaron la voladura de algunos techos, ramas de árboles y la caída del tendido de cables de electricidad, teléfono y televisión, entre otros daños materiales.

El intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, indicó que cuadrillas del municipio intervinieron en este tipo de situaciones y también en el resto de los “diferentes inconvenientes vinculados al alerta meteorológico que todavía rige en nuestra ciudad”.

El mal tiempo que afecta desde el viernes a toda esta zona se debe a la formación de lo que técnicamente se denomina “ciclón extra tropical”, estos sistemas meteorológicos de baja presión que no presentan las características típicas de los ciclones tropicales ni de los polares, de vientos huracanados.

Se trata de un fenómeno diario que, junto con los anticiclones, mueven el tiempo sobre muchas partes de la Tierra, produciendo al menos nubosidad y tormentas.

De acuerdo con el SMN, se prevé que las condiciones meteorológicas vayan mejorando progresivamente hacia la tarde de este domingo, cuando comenzarán a disminuir la velocidad de los vientos.

Entre las recomendaciones del Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgo (Sinagir) figura no sacar la basura y retirar objetos que impidan que el agua escurra, mantenerse alejado de zonas costeras y ribereñas y desconectar y alejarse de artefactos eléctricos.

También cortar el suministro eléctrico si hay riesgo de que el agua ingrese a la vivienda, no refugiarse debajo de postes o cables de electricidad, evitar actividades al aire libre, buscar un lugar bajo techo y evitar circular por calles inundadas o afectadas.

SEGUIR LEYENDO:

La curiosa historia del Obelisco, un ícono porteño que sobrevivió a las críticas y se salvó de la demolición

Comercios vacíos y calles desiertas: así fueron las primeras horas del nuevo confinamiento en la Ciudad de Buenos Aires

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment