Procesaron a una pareja que vendía libros por WhatsApp

Él es psicólogo. Ella, psicopedagoga. En sus estados de WhatsApp ofrecían a la venta diversos libros dedicados al “ambiente psi”. Uno de los ofertaban por un cuarto de su valor de mercado era el libro “Ejercitación de las funciones ejecutivas”, publicado por editorial Paidós.

La autora del libro, la licenciada en Psicopedagogía Martha Euredjian recibió la información por parte de una amiga acerca de la que su obra -que solo se había editado en papel- estaba a la venta por mucho menos dinero que el que costaba en las librerías. La obra es un manual teórico dedicado a profesionales que es acompañado por láminas a color para realizar ejercicios.

Fue entonces que la autora comunicó la situación a la editorial y allí comenzó a pergeñarse una compra del libro cuyos derechos de autor pertenecen a la editorial Planeta y que los vendedores no tenían. El primer paso lo dio Moira Irigoyen, directora de la editorial Paidós. Se contactó al número de WhatsApp de la vendedora quien le dio las instrucciones para proceder a la compra del libro.

La vendedora le dio el correo electrónico del vendedor -su pareja- y le dijo que debía hacer un depósito bancario por $800: por entonces el libro costaba cerca de $3000. Así fue que, con esos datos, una amiga de la autora mandó un correo electrónico en el que se mostraba interesada por el libro de Euredjian.

Ante el interés de la compradora, el vendedor le respondió: “Te adjunto los catálogos y los datos de la cuenta, me enviás el comprobante de pago por acá y te envío los archivos a este mismo mail cuando lo vea, si tenés urgencia llamás por teléfono. En el catálogo vas a encontrar el precio de …(otros materiales) que están completos y en muy linda calidad”. En aquel mensaje el vendedor hacía referencia a los nombres de textos y tests de uso corriente entre los profesionales del área además del libro de Euredjian.

En el mismo mail el vendedor le dio el número de cuenta a la que transferir el dinero y agregó: “Cuando hagas el depósito por favor envíame un mail con tus datos para el envío y que material tengo que enviar. Gracias”.

El 4 de octubre de 2019 se hizo la transferencia, y la mujer que había enviado los $800 pesos recibió un link de “Wetransfer” para bajar el libro. La copia escaneada del libro de Euredjian iba a permanecer en esa plataforma durante una semana. Pablo Slonimsqui, abogado del Grupo Editorial Planeta, descargó la copia vendida ante un escribano público y luego hizo la denuncia.

Allí se inició un expediente en el que intervinieron el juez de Instrucción Diego Slupski y la fiscal Silvana Russi. Según explicaron a Infobae fuentes judiciales el Banco Francés, donde la pareja tenía la cuenta a la que pedía que les transfirieran el dinero, sumó al expediente un listado con los movimientos de aquel mes de octubre de 2019. Allí se habían recibido 55 transferencias, 25 de las cuelas eran de $800 el precio al que vendían el libro de Euredjian. Para los investigadores quedó claro que habían vendido en varias ocasiones el libro por el que se inició la causa y también otros materiales.

Para el juez Slupski no quedaron dudas acerca de la responsabilidad de Hernán D. y Gisele A. -conocidos en el ambiente psi- quienes además de procesados fueron embargados por $20.000. El procesamiento de la pareja que vendía libros y tests por internet fue por el delito de estafa. Y por la violación a la ley 11.723 que protege la propiedad intelectual. En sus declaraciones indagatorias negaron el hecho por el que se los acusaba.

La autora de la obra que fue damnificada explicó a Infobae que: “Esta obra está especialmente diseñada para un público objetivo del área de la neuropsicología. Es un manual teórico y una carpeta con láminas a color con ejercicios especialmente diseñados. Quienes usan estas láminas son los profesionales que trabajan en neurocognición. Los ejercicios son una creación mía que fueron puestos a prueba en el Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro. El libro está destinado a psicopedagogos, psicólogos, neuropsicólogos, fonoaudiólogos, terapistas ocupacionales y todos los que trabajan en neurociencias. Hay muy poco en el mercado editorial sobre este tipo de ejercitación para el área terapéutica”.

Los vendedores fueron procesados según los términos de dos artículos de la Ley 11.723. El 71 que señala que: “Será reprimido con la pena establecida por el artículo 172 del Código Penal, el que de cualquier manera y en cualquier forma defraude los derechos de propiedad intelectual que reconoce esta Ley”. Y el 72 bis inciso C que establece: “Será reprimido con prisión de un mes a seis años: el que reproduzca copias no autorizadas por encargo de terceros mediante un precio”.

El artículo 172 del Código Penal al que refiere la Ley dice que: “Será reprimido con prisión de un mes a seis años, el que defraudare a otro con nombre supuesto, calidad simulada, falsos títulos, influencia mentida, abuso de confianza o aparentando bienes, crédito, comisión, empresa o negociación o valiéndose de cualquier otro ardid o engaño”.

La autora señaló que: “Ellos vendían una copia escaneada y he tomado conocimiento que algunos colegas que la compraron bajo esta modalidad, la reenviaron a otros. Ojalá este procesamiento sirva para que quienes han realizado o realizan lo mismo, dejen de hacerlo; no sólo los que venden sino también los que compran, con el fin de reconocer, valorar y proteger los inmensos esfuerzos que implican escribir un libro y publicar una obra que tiene el noble objetivo de mejorar las prácticas profesionales”.

SEGUIR LEYENDO

Falsificadores de libros procesados

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment