La Plata: la noche de terror en un geriátrico donde un enfermero violó a dos ancianas

Detuvieron a un enfermero por el abuso sexual de dos ancianas
Oscar Esquivel tras su detención.

El lunes último, una enfermera llamada Alejandra ingresó a las 6 de la mañana a un hogar geriátrico de La Plata para tomar su turno como cada día. Su compañero de la noche, Oscar Esquivel, de 41 años, le dejó las indicaciones escritas en un papel, no se notificaba nada fuera de lo normal. Pero cuando la mujer comenzó con la recorrida habitual se encontró con el horror. En dos de las habitaciones del lugar había varias manchas de sangre en el piso y en las camas. En una, dormía una mujer de 89 años que padece demencia senil y en la otra una de 69 que vive con retraso madurativo.

Se acercó a una de ellas que, como pudo, le llegó a decir “me duele la cola”. Ese mismo día las autoridades del asilo radicaron una denuncia contra el enfermero Esquivel que terminó con su detención en las últimas horas acusado de supuestamente haber violado a las dos mujeres y de drogar y maltratar al resto de los abuelos.

“El panorama cuando tuvimos que hacer la inspección fue realmente preocupante. Había mucha sangre en las sábanas. El resto de los adultos mayores estaban bajo los efectos de alguna droga que aún no pudimos determinar pero, además, estaban asustados. Casi todos escucharon gritos durante la noche”, dice a Infobae una fuente policial que trabajó en el caso.

Una de las primeras medidas adoptadas por la fiscal Cecilia Corfield, de la UFI 15 de La Plata, fue la revisión médica a las víctimas. El resultado fue contundente y estremecedor: ambas tenían lesiones compatibles con abuso y marcas en los brazos como si las hubieran sujetado. Por su parte, se comprobó además que varios de los adultos mayores estaban bajo los efectos de alguna medicación potente que les había sido suministrada al menos fuera del tiempo en el que le correspondería. A todos se les extrajo sangre para poder determinar qué droga les fue administrada mediante una pericia toxicológica.

Esquivel, domiciliado en Almirante Brown, es auxiliar de enfermería y, según los registros laborales, trabajó desde 2007 en al menos cinco instituciones relacionadas con la salud. Según consta en la investigación de la Justicia, el hombre llegó a este geriátrico hace apenas 20 días.

“Este hombre comenzó a trabajar ell 30 de abril. Existe un grupo de WhatsApp que es como una bolsa de trabajo para enfermeros donde el dueño del geriátrico solicitó a un profesional. Dio la casualidad que una de las enfermeras que trabaja ya en la institución conocía al hermano de este hombre, esa fue la referencia por la cual se lo citó. Tuvimos con el una entrevista de unos 40 minutos y se decidió aceptarlo para que trabaje como franquero, es decir que solo venia cuando se lo precisaba”, cuenta Flavio Gliemmo, abogado del geriátrico.

Las pruebas que incriminan al enfermero son varias. La fiscal Corfield le tomó declaraciones testimoniales al resto de los alojados en el asilo y la mayoría coincidió en haber escuchado gritos, quejas y golpes durante esa noche. También contaron que fueron maltratados cuando intentaron levantarse para ver qué pasaba. Incluso uno explicó que se acercó hasta la habitación y Esquivel lo tomó del brazo y lo obligó a acostarse a los empujones. Las víctimas de abuso no pudieron hablar oficialmente ante la Justicia porque no están en condiciones por sus patologías.

Otro de los hallazgos que se incorporaron al expediente se dio durante el allanamiento a la casa del acusado. Los efectivos de la DDI de La Plata de la Policía Bonaerense encontraron el ambo que Esquivel usó ese día con manchas de sangre que están siendo analizadas. También se hallaron guantes de látex con fluidos y pastillas sueltas fuera de los blíster que aún no se saben que son.

En las últimas horas, las autoridades del geriátrico realizaron varias reuniones con los familiares de las víctimas y del resto de los adultos mayores para explicarles la situación. Todos decidieron dejar a sus familiares en el lugar. Incluso las dos víctimas del abuso permanecen también alojadas ahí luego de que se le realizaran los estudios médicos.

Por su parte, Esquivel quedó detenido por orden de la fiscal y fue trasladado a una alcaidía en La Plata. Está acusado de abuso sexual con acceso carnal reiterado, que prevé una pena hasta 15 años de cárcel.

SEGUIR LEYENDO:

La insólita excusa del dueño del “geriátrico del horror” de Quilmes: “Me dijeron que en pandemia no daban habilitaciones”

Video: qué encontraron en el allanamiento al “geriátrico del horror” de Quilmes donde ataban y drogaban a jubilados

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment