Ansenuza, el nuevo Parque Nacional argentino

Parque Nacional AnsenuzaParque Nacional Ansenuza
El Parque Nacional Ansenuza concentra 380 especies de aves, destacándose las bandadas de flamencos.

Con la creación del nuevo Parque Nacional Ansenuza, la zona de la laguna Mar Chiquita y los bañados del Río Dulce, en la provincia de Córdoba y Santiago del Estero, podría acentuar su desarrollo ecoturístico, diversificar su economía regional y restaurar las poblaciones de fauna y flora nativas.

El anuncio de la creación del Parque Nacional Ansenuza, lo realizó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, desde la localidad de Miramar de Ansenuza, Córdoba.

Acompañaron al funcionario nacional, el presidente de la Administración de Parques Nacionales, Lautaro Erratchu; la diputada Gabriela Estévez; el secretario de Ambiente de Córdoba, Juan Carlos Scotto; y el intendente de Miramar, Adrián Walker.

ansenuzaansenuza
El Parque Nacional Ansenuza es una cuenca cerrada alimentada por tres ríos: el Dulce también llamado Salí, el Primero denominado Suquía, y Segundo, conocido como Xanaes.

“Un orgullo en nuestro país”

“Este Parque Nacional será un orgullo en nuestro país”, expresó Cabandié. “Es muy importante -destacó- proteger, conservar y sumar al sistema nacional de áreas protegidas más hectáreas para preservar la rica biodiversidad, y para pensar en las próximas generaciones ya que si no haríamos esto, tendríamos graves problemas”.

Ecosistema con gran diversidad de ambientes

La laguna de Mar Chiquita y los Bañados del Río Dulce conforman un enorme humedal de alrededor de un millón de hectáreas, que es considerado un sitio clave para la conservación de la biodiversidad a nivel global. Se trata de una cuenca cerrada alimentada por tres ríos: el Dulce también llamado Salí, el Primero denominado Suquía, y Segundo, conocido como Xanaes.

La laguna salada de Mar Chiquita o Mar de Ansenuza es la mayor superficie lacustre de la Argentina y la quinta más grande de Sudamérica.

Este ecosistema complejo abarca una gran diversidad de ambientes que incluyen el enorme espejo de agua salina, los cauces de los ríos, lagunas permanentes y temporarias, playas barrosas, matorrales de arbustos y cardones, bosques de tipo chaqueño y espinal, salinas, amplios pastizales y sabanas inundables.

Estos ambientes componen una unidad integral y son reconocidos como escenario de gran valor ecológico, paisajístico, económico, cultural, científico y recreativo.

ansenuzaansenuza
Este ecosistema complejo abarca una gran diversidad de ambientes que incluyen el enorme espejo de agua salina, los cauces de los ríos, lagunas permanentes y temporarias, playas barrosas, matorrales de arbustos y cardones, bosques de tipo chaqueño y espinal, salinas, amplios pastizales y sabanas inundables.

Red Internacional de Lagos Vivientes

La laguna Mar Chiquita pertenece a la Red Internacional de Lagos Vivientes y es comparada con los lagos salados Mono Lake y Salt Lake, ubicados en Estados Unidos, ya que en los tres se posa un ave migratoria.

“Algunas poblaciones como los falaropos migran hacia Estados Unidos y Canadá, entonces sin la protección de la Mar Chiquita sería un desastre internacional”, explicó Laura Josens, bióloga e integrante de la ONG Aves Argentinas.

“Hay una biodiversidad única en áreas pequeñas, si restauramos los ecosistemas habrá más”, sostiene sobre los avances que significaría declarar esta zona como parque nacional e impulsar políticas de conservación y restauración de flora y fauna autóctona.

Circuito natural y cultural de localidades

Actualmente se está trabajando en el desarrollo de la región a través de la conformación de un circuito que una a todas las localidades de la zona, potenciando sus atractivos naturales y culturales.

Una de las actividades de turismo sustentable que se destacan en la zona del Parque Nacional Ansenuza es el avistamiento de aves debido a que allí se concentran 380 especies donde resaltan las bandadas de flamencos.

Asimismo, el turismo de naturaleza incluye también senderismo, cabalgatas y kayaks, mientras que en el turismo rural, el gastronómico y religioso son los puntos fuertes del lugar.

“El Parque Nacional Antenuza le daría otra opción a nuestras economías regionales, que hoy son sólo agropecuarias”, destacó el intendente de Brinkman, Gustavo Tevez. (Fuente: Pagina 12)

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment