Sorgo de guinea 2020-21: más hectáreas pero con menos rinde en San Pedro

sorgo de guineasorgo de guinea
En la pasada campaña 2020-21, se sembraron más hectáreas de sorgo de guinea que en años anteriores. Es una muy buena noticia, ya que se trata de un cultivo que viene disminuyendo drásticamente su histórica cantidad de hectáreas en todo el país.

El cultivo de sorgo de guinea o escoba, se diferencia del sorgo granífero por tener una panoja de fibras largas y flexibles, utilizadas junto a su paja para la fabricación de escobas.

Además, el grano se destina a la alimentación de aves y cerdos, entre otros animales, aunque su valor alimenticio es menor al sorgo granífero. También se lo utiliza como reestructurador de suelos y verdeo para los animales, por lo que el sorgo de guinea ofrece múltiples opciones aprovechables.

sorgo de guineasorgo de guinea
Hoy se produce en la zona de Fernández, Añatuya y La Banda, en la provincia de Santiago del Estero, y en Formosa y Chaco. En la región agrícola central tiene su exclusividad en el partido de San Pedro, en el norte bonaerense.

Su época de esplendor fue entre 1950 y 1985

Su producción extensiva demanda mucha mano de obra, y adquirió importancia en nuestro país a partir de 1930, atravesando su época de esplendor entre 1950 y 1985, llegándose a cultivar 40.000 hectáreas en todo nuestro país.

Pero en 1985 llegó el plástico importado más barato, y luego con el “uno a uno”, la demanda de sorgo de guinea fue disminuyendo, a pesar de su inigualable calidad.

Hoy se produce en la zona de Fernández, Añatuya y La Banda, en la provincia de Santiago del Estero, y en Formosa y Chaco, mientras que en la región agrícola central tiene su exclusividad en el partido de San Pedro, en el norte bonaerense.

Un cultivo histórico en “peligro de extinción”

En la zona de San Pedro, el cultivo se siembra desde fines de septiembre hasta la primera quincena de octubre, y se cosecha desde fines de enero o principios de febrero, colocándose su producción en el mercado interno, e incluso en el exterior.

Como suele ocurrir con tantas otras producciones regionales, sus productores aseguran que son una “especie en peligro de extinción”, debido a la necesidad de contratar mucho personal temporario para las labores de producción y la falta de mano de obra calificada para la confección de la escobas, entre otras dificultades que afronta el sector.

Para conocer el desarrollo y resultado de la pasada campaña 2020-21 del cultivo de guinea en San Pedro, El ABC Rural dialogó con el técnico en cultivos intensivos Adolfo Heguiabeheri, agente de proyecto del Programa Cambio Rural del INTA San Pedro.

sorgo de guineasorgo de guinea
Al comienzo de la campaña el sorgo de guinea fue afectado por la sequía del verano, y previo a la cosecha hubo un ataque importante de plagas, por lo que se redujeron los rendimientos por deterioro del cultivo. Se lograron en promedio entre 50 y 65 atados por hectárea, cuando la media de la zona es de entre 80 y 85 atados.

Más hectáreas, una muy buena noticia

“En la pasada campaña 2020-21, si bien no lo tenemos cuantificado, se sembraron más hectáreas de sorgo de guinea que en años anteriores”, destacó Heguiabeheri, sobre un cultivo que se sembró en diversas zonas del partido de San Pedro, como los alrededores de la ciudad cabecera, y las localidades de Gobernador Castro, Río Tala y Paraje La Celina.

“Pero como al comienzo de la campaña el sorgo de guinea fue afectado por la sequía del verano, y previo a la cosecha hubo un ataque importante de plagas, se redujeron los rendimientos por deterioro del cultivo”, lamentó.

Con una tonelada de paja de sorgo de guinea se fabrican entre 800 y 1.000 escobas de excelente calidad

En consecuencia, el técnico del INTA San Pedro, informó que “se lograron en promedio entre 50 y 65 atados por hectárea, cuando la media de la zona es de entre 80 y 85 atados”. De todas maneras, remarcó que “se observó una mayor cantidad de lotes en producción, en comparación con años anteriores”.

Sin dudas, la mayor superficie de siembra es una muy buena noticia para el sorgo de guinea en la zona, teniendo en cuenta que se trata de un cultivo que viene disminuyendo drásticamente su histórica cantidad de hectáreas en todo nuestro país.

sorgo de guineasorgo de guinea
Con una tonelada de paja del cultivo de guinea se fabrican entre 800 y 1.000 escobas de excelente calidad.

Se sembró en septiembre y se cosechó en febrero

-¿Cuándo fue la siembra?

-La fecha de siembra fue dispar, debido a la poca humedad de suelo, comenzando a principios de septiembre.

-¿Cuándo comenzó y culminó la cosecha?

-Las labores comenzaron a partir de febrero y culminaron entre fines de ese mes y los primeros días de marzo, siendo un intenso trabajo manual que demanda alrededor de 15 días.

tttt
El cultivo de guinea requiere mucha mano de obra, y ofrece muy buenas condiciones económicas y de trabajo a la gente que llega desde Santiago del Estero y Tucumán.

Importante mano de obra y movimiento comercial

En ese sentido, se calcula que para recolectar 20 hectáreas de sorgo de guinea, se necesitan entre 6 y 8 personas, trabajo que generalmente realiza gente que llega desde Santiago del Estero y Tucumán.

A estas labores, se le debe sumar la carga y descarga de la recolección, el manejo del cultivo y la comercialización, por lo que la demanda de mano de obra del sorgo de guinea es muy importante.

Pero no todo termina ahí, porque también hay que fabricar las escobas, como el agregado de valor más importante del cultivo. Con una tonelada de paja de sorgo de guinea se fabrican entre 800 y 1.000 escobas de excelente calidad, un mercado de ventas que se reactivó con la llegada del otoño debido al receso de vacaciones para mucha gente.

Por lo tanto, toda la cadena de producción de este noble elemento utilizado para la limpieza e higiene, genera un movimiento comercial muy importante para la zona de San Pedro.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment