Soja en alza: “Nueva oportunidad para que Argentina supere la crisis”, en la opinión de Luis Zubizarreta

soja en alzasoja en alza
Entrevista de El ABC Rural a Luis Zubizarreta, presidente de Acsoja. Es fundamental generar las condiciones desde el Gobierno para que el productor tenga incentivos para producir, aumentar las exportaciones, incrementar la producción y el trabajo en la Argentina.

La tendencia alcista de la soja en el mundo pone a nuestro país en un nuevo lugar de privilegio. El aumento de la producción será una meta importante para afianzar la llegada de divisas, que le permita alejar al país de su crisis recurrente.

Esta suba de precios marca que el mundo necesita que la Argentina produzca más alimentos. Si se hacen bien las cosas hay demanda. En ese sentido, en diálogo con El ABC Rural, el titular de AcSoja, Luis Zubizarreta explicó la oportunidad que se le ofrece al país para los próximos años.

“Esta situación es una enorme oportunidad. Es necesario saber aprovecharla para surfear la ola. Se deben generar las condiciones desde el Gobierno para que el productor tenga incentivos para hacerlo”, asegura el dirigente. “Aumentar las exportaciones, incrementar la producción y el trabajo en la Argentina es vital para ilusionarnos con el desarrollo”, dice.

“El productor quiere producir más”

Para Zubizarreta no hay dudas que los productores argentinos quieren producir más y mejor y apuestan a la soja. Sin embargo los incentivos son escasos. “La realidad es que la cadena de la soja sufrió un impase en los últimos 10 años y la producción cayó”, comentó.

“A diferencia de lo expuesto, en Brasil -por ejemplo- donde en 10 años la producción de soja se duplicó y hoy están aprovechando los precios internacionales de la oleaginosa”, argumentó.

Soja en alzaSoja en alza
“Podrían crecer las exportaciones, pero fundamentalmente la generación de empleo de calidad si el Estado baja los impuestos”, agregó Zubizarreta en nota exclusiva con El ABC Rural.

Además, consultado sobre el recorte argentino, sintetizó que “el peso fiscal” que siente el productor es determinante para que decida estancarse y no avanzar. “Según un estudio que hicimos con FADA, la tendencia podría revertirse si se bajan los impuestos. Además sería muy beneficioso para las arcas del Estado”, estimó.

Momento para aprovechar 

El desafío es tener un crecimiento sostenido. Hay una gran oportunidad para hacerlo desde el sector agroindustrial, están los motores encendidos y se está trabajando en este sentido desde hace mucho tiempo. “Hay que aprovechar este momento más que nunca para salir de esta crisis”, enfatizó el entrevistado.

“Nuestro país deberá bregar por reemplazar la dura carga fiscal que hoy amenaza a los productores por incentivos que les permita producir más”, dijo Luis Zubizarreta.

Por supuesto, que si se bajaran las alícuotas y hubiera un planteo de recorte gradual en los derechos de exportación la producción sojera nacional obtendría un repunte importante. “Podrían crecer las exportaciones, pero fundamentalmente la generación de empleo de calidad si el Estado baja los impuestos. No hay dudas que los beneficios serían mayores a los actuales”, precisó Zubizarreta.

También, reconoció que hay que seguir perfeccionando la logística y continuar trabajando en sustentabilidad. “Debemos posicionar a nuestro país como un productor sustentable para ingresar en nuevos nichos de mercados”, manifestó.

Menos retenciones por más producción  

Si la Argentina lograra bajar las retenciones a la soja y profundizar una certera disminución del impacto fiscal de sus productores, la producción aumentaría y la recaudación por parte del Estado sería mayor a la actual. Más aún con los precios internacionales que en la actualidad sorprende a los commodities.

“Desde la cadena observamos que existen acciones que tenemos que trabajar con el Gobierno para logar el objetivo de mayor producción en unos pocos años, y por ende más ingreso de divisas para el Estado”, describió Zubizarreta.

Por ello, consideró que es necesario mostrar un horizonte al productor. “Como sucede con el resto de los países competidores, una política que genere incentivos productivos será fundamental para lograr un crecimiento y una estabilidad en el tiempo”, determinó.

En conclusión, nuestro país deberá bregar por reemplazar la dura carga fiscal que hoy amenaza a los productores por incentivos que les permita producir más. No existen dudas que menos retenciones significarán más ingreso de divisas al país. No solo mirando el aumento de producción que se puede logar, sino también el aprovechamiento de los precios internacionales que traen consigo una clara tendencia alcista.



El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment