Fernán Quirós defendió el criterio de CABA para mantener las clases presenciales y evitó opinar sobre el proyecto del Gobierno para regular las restricciones

Fernán Quirós
Fernán Quirós, ministro de Salud porteño

De la ley no puedo opinar demasiado, no pude leerla, no la conozco”. El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, evitó pronunciarse sobre el proyecto de ley que envió el Gobierno al Congreso para regular las restricciones por el coronavirus. Sin embargo, defendió el criterio de la ciudad de Buenos Aires para mantener las clases presenciales y afirmó: “Como toda medida de gobierno genera un daño, hay que ajustarlas a los mecanismos de contagios que estamos identificando”.

En esta línea, amplió: “Nosotros hemos dicho que en la presencialidad en la escuela no identificábamos un mecanismo de contagios, que el daño era demasiado irreparable como para balancearlo con un pequeño beneficio”.

“Luego adaptamos la escolaridad en el secundario por una propuesta del ministerio de salud nacional sobre la circulación con el grupo de alumnos que más circula, siempre entendiendo que hay que identificar los mecanismos, documentarlos, mostrárselos a la gente, sino es muy difícil que entiendan lo que le proponemos y tengan la fuerza de cumplirlas”, aseguró el funcionario porteño.

El gobierno nacional estableció en el proyecto de ley que envió al Congreso para regular las restricciones por el COVID-19 que las clases presenciales quedarán suspendidas de manera inmediata cuando un distrito ingrese en “Alerta Epidemiológica”, debido a que “el número de casos confirmados acumulados de los últimos catorce días por 100 mil habitantes sea igual o superior a 500 y el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva sea mayor al 80%”. Se trata de uno de los aspectos que genera más rechazo por parte de la oposición de Juntos por el Cambio, que ya anticipó su rechazo en el debate parlamentario.

Con relación a la situación epidemiológica de la ciudad de Buenos Aires, Quirós indicó que la curva de contagios se estabilizó en 2000 casos diarios, algo que calificó como “un descenso fuerte” con relación a semanas anteriores, pero aclaró que “aún no es suficiente para alcanzar el objetivo de darle capacidad a las terapias de que sigan desocupándose y, entre otras cosa, atender otros tipos de patologías que también lo necesitan”.

Consultado por los argentinos que viajan al exterior para vacunarse contra el coronavirus, como el ex presidente Mauricio Macri, que aprovechó un congreso en Miami para inocularse, el funcionario porteño señaló que “toda persona que se vacuna sin tomar las dosis que tenemos nosotros es una más que tenemos para aplicar”, aunque explicó que la cantidad de personas que puede acceder a este beneficio “no es algo significativo” con relación al operativo de vacunación porteño.

hospitales testeos ciudad de buenos aires
Filas de personas que esperan para realizarse el testeo COVID-19 en un hospital porteño (Maximiliano Luna)

Acompañado por el subsecretario de Atención Primaria, Gabriel Battistella, y la directora general de Planificación Operativa, Paula Zingoni, el ministro de Salud indicó que hasta el día de hoy en la ciudad de Buenos Aires se han confirmado 360.862 casos, de los cuales se han recuperado 314.991 personas, han fallecido 8.597, lo que hace una letalidad de 2,38%.

En cuanto a los testeos, informó que ya fueron testeados 2.337.228 personas, el 60,2% de ellas residen en la Ciudad de Buenos Aires, con una tasa de positividad del 18,9% y una tasa de test cada 100.000 habitantes de 45.654.

Sobre la campaña de vacunación, que a nivel nacional en la última semana aumentó un 31% su ritmo, Quirós afirmó: “Recibimos 912.900 dosis de vacunas, de las cuales ya aplicamos 900.215, que hace un 98,61% del total. El total de las personas en la Ciudad que han recibido al menos una dosis es 693.811, que representan el 56,91% de la población de riesgo, y también representa el 23,13% de la población general”.

“En cuanto a trabajadores de la salud, vacunamos 187.384 personas con al menos la primera dosis, de las cuales 141.237 recibieron el esquema completo, lo que hace un total de aplicaciones de 328.621. Para mayores de edad, hasta el día de hoy hemos vacunado a 490.533, tenemos 12.100 turnos asignados y nos quedan aún 64.000 personas empadronadas que aún no le hemos asignado turno”, agregó.

Por otro lado, respecto al Plan DetectAR, Battistella detalló que hasta el momento se han testeado a 495.834 personas, de las cuales 65.997 dieron como resultado positivo en los barrios 1, Barrio 1-11-14, Barrio 21-24, Barrio 15, Barrio 20, Barrio Carrillo y Barrio Rodrigo Bueno.

También en Balvanera, Flores, La Boca, Constitución, Barracas, Almagro, Palermo, Nueva Pompeya, Soldati, La Paternal, Chacarita, Parque Chacabuco, Boedo, San Cristóbal, Mataderos, Recoleta, San Telmo, Caballito, Villa Lugano, Villa Riachuelo, Parque Avellaneda, Villa Ortúzar, Parque Chas, Belgrano, Colegiales, Coghlan, Villa Urquiza, Villa Crespo, Núñez, Saavedra y Parque Patricios.

“En relación a los barrios vulnerables, se han diagnosticado 22.657 casos, de los cuales ya se han recuperado 20.515, fallecieron 323, lo que arroja una tasa de letalidad del 1,43%”, agregó el funcionario.

SEGUIR LEYENDO:

“Sentí que mi corazón se detuvo y vi el túnel y la luz”: lo dieron por muerto por COVID pero “milagrosamente” volvió a la vida

Coronavirus: detectaron por primera vez las variantes de la India y Sudáfrica en la Argentina

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment