Córdoba: detuvieron al hijo del represor Luciano Benjamín Menéndez por venta de drogas

detenido Juan Martín Menendez hijo del genocida Luciano Benjamin Menendez en cordoba
La detención del hijo del represor

La Fuerza Policial Antinarcotráfico de Córdoba detuvo Juan Martín Menéndez por venta de drogas. Se trata del hijo del represor Luciano Benjamín Menéndez, quien murió en 2018 con el récord de 13 condenas a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar. El hombre de 46 años fue encontrado en una casa del barrio Alberdi en la capital cordobesa con una importante cantidad de marihuana, informaron fuentes de la causa a Infobae.

El operativo de su detención se concretó en la calle Deán Funes al 1200. Una vez en el lugar, los agentes encontraron a varias personas, entre las que se encontraba el hijo del represor Menéndez, fraccionando pequeñas porciones de marihuana. El hombre se identificó como hijo “del general” y pidió reserva de identidad.

detenido Juan Martín Menendez hijo del genocida Luciano Benjamin Menendez en cordoba
Todos los elementos secuestrados

En el lugar se secuestraron más de 2000 dosis de marihuana y dinero en efectivo. Todos los que estaban en el lugar fueron detenidos. La causa quedó en manos del fiscal Sebastián Romero, quien ordenó que los sospechosos fueran trasladados a sede judicial para que prestaran su declaración indagatoria.

El ex comandante del Tercer Cuerpo de Ejército murió en 2018 a los 90 años en la provincia de Córdoba. Recibió un total de 13 condenas a prisión perpetua –fue el militar más condenado– por sus numerosos crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar.

(Télam)
(Télam)

Menéndez, alias Cachorro, fue jefe del Tercer Cuerpo de Ejército, responsable de los crímenes cometidos en la denominada Subzona 33, Zona 3, según el organigrama de la represión en la que dividieron el país con el fin de “aniquilar el accionar subversivo”.

Al no ser beneficiado por la ley de Obediencia Debida dictada en 1987, se hallaba inculpado en cerca de 800 causas que lo vinculaban con crímenes cometidos durante el Terrorismo de Estado. En 1988 fue procesado por 47 casos de homicidio, 76 de tormentos, cuatro de ellos seguido de muerte y cuatro sustracciones de menores, pero la Corte Suprema lo desprocesó por la Ley de Punto Final.

En 1990, recibió el indulto del entonces presidente Carlos Menem y ocho años después, al reabrirse una causa por 30 fusilamientos y asesinatos de presos políticos cometidos en 1976, fue detenido por unos días por negarse a declarar, aunque pronto recuperó la libertad.

La justicia real llegó con la anulación de las leyes de impunidad y una sentencia en Córdoba, el 24 de julio de 2008, por los secuestros, torturas y asesinatos de miembros del Partido Revolucionario de los Trabajadores abatidos en un operativo montado por el Tercer Cuerpo en diciembre de 1977.

Un mes después, la justicia tucumana lo condenó junto a Antonio Domingo Bussi por la desaparición del ex senador provincial justicialista Guillermo Vargas Aignasse, hecho ocurrido el 24 de marzo de 1976.

Luciano Benjamín Menéndez: la foto que desnudó la esencia del represor y asesino (Enrique Rosito/Argra)
Luciano Benjamín Menéndez: la foto que desnudó la esencia del represor y asesino (Enrique Rosito/Argra)

La tercera condena la recibió a fines de 2009 en Córdoba, por el secuestro, tortura y asesinato del comisario Ricardo Albareda, además de los secuestros, tormentos y lesiones graves en perjuicio de otros perseguidos políticos.

El 18 de mayo de 2010, un tribunal tucumano volvió a condenarlo por los padecimientos de 22 personas en el centro clandestino de detención que funcionó en la ex Jefatura de Policía.

Ese año, en diciembre, la justicia cordobesa lo condenó por la muerte de 31 presos políticos alojados en la Unidad Penitenciaria San Martín de la ciudad de Córdoba, ocurridos en 1976 bajo el paraguas de la Ley de Fugas, además del secuestro y torturas en contra de un civil y cinco miembros del entonces Departamento de Informaciones Policiales (D2).

El 23 de marzo de 2011 fue condenado por la justicia tucumana por “homicidios doblemente agravados y violación de domicilio” en la causa Romero Niklison, en la que se investigaron cinco asesinatos.

Ese mismo año, en Salta, fue encontrado culpable del asesinato de once presos políticos en esa provincia en la causa conocida como “Palomitas II”.

Tras la confirmación por parte de la Corte Suprema de Justicia de la condena a prisión perpetua que dictó en 2008 el Tribunal Oral Federal de Tucumán, Menéndez fue dado de baja del Ejército, lo cual implicó la pérdida de su rango en 2011.

SEGUIR LEYENDO

Luciano Benjamín Menéndez: la foto que desnudó la esencia del represor y asesino

Detuvieron al hermano de uno de los rugbiers que asesinaron a Facundo Báez Sosa por amenazar de muerte a un joven con un arma

Las detenciones a consumidores de drogas en la ciudad de Buenos Aires aumentaron más del 500% en los últimos dos años

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment