La furia de las hermanas de Maradona: “Diego no merecía morir así”

Las cuatro hermanas de Diego Maradona se quejaron por la filtración del informe médico que se dio el pasado viernes y pidieron investigar el episodio.

Mediante un comunicado hicieron saber su enojo por la difusión del resultado de la Junta Médica que este lunes será entregado en la fiscalía de San Isidro.

“Queremos expresar nuestra indignación al ver, una vez más, violada la intimidad de nuestro hermano“, dijeron las hermanas que son querellantes en el caso.

“Nos duele ver a algunos actores de esta causa pasearse por los medios de comunicación como si se tratase de un show y no de la muerte de nuestro amado Pelu”, afirmaron y cuestionaron: “¿Quién o quiénes se están beneficiando con estas filtraciones?”.

“Hay una Justicia que investiga y que trabaja de manera incansable para saber la verdad de lo que pasó con Pelu. Dejemos que ellos actúen y a los medios de comunicación les rogamos que no les den lugar a quienes buscan beneficiarse de manera personal persiguiendo solo un rédito económico“, dispararon.

Ante ello reclamaron “para los responsables la máxima pena, nuestro amado Diego no merecía morir así”.

“Seguiremos buscando la verdad y la Justicia como todo el pueblo argentino. Desde el cielo nuestro Pelu nos guía y nos da fuerzas”, señalaron.

“Por todo lo que él (Diego) nos dio y nos quiso, nosotras, junto a nuestro abogado Matías Morla, no vamos a descansar hasta saber qué pasó y quiénes fueron los responsables de su muerte. Solo pedimos respeto privacidad por su memoria”, cierra el comunicado de Kitty, Ana, Lili Cali.

La muerte de Maradona: filtración y denuncia

La Junta Médica entregará a los fiscales de San Isidro el informe sobre la muerte de Maradona en el cual determinó que el “Diez” pudo tener “chances de sobrevida” si tenía una adecuada internación domiciliaria, y que el accionar médico fue “inadecuado, deficiente y temerario”.

Los once peritos oficiales y los de parte deberán presentarse a partir de las 12.00 en la fiscalía general de San Isidro, donde se hará entrega del informe de manera oficial puesto que el pasado viernes se filtró sin que esté presentado.

Incluso, por la filtración del pasado viernes, según fuentes consultadas, los fiscales tomarán alguna determinación sobre el perito a quien tienen identificado que lo hizo y podría acarrear un nuevo escándalo en la causa.

El hecho que se haya filtrado da pie a que algunas defensas presenten nulidades, pero también conllevará una denuncia penal a quien lo hizo.

Del informe, surgen conclusiones demoledoras para las defensas: “Según las buenas prácticas médicas y una vez resuelta la patología aguda que dio origen a su internación en Clínica Olivos (hematoma subdural) y considerando el cuadro clínico, clínico-psiquiátrico y el mal estado general, debió haber continuado su rehabilitación y tratamiento interdisciplinario en una institución adecuada“, concluyó la Junta, sobre el alta médica avalado por el neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov.

En esa línea, los peritos son determinantes al asegurar que desde que fue internado Maradona en La Plata y luego en Olivos, no estaba “en pleno uso de sus facultades mentales, ni en condiciones de tomar decisiones sobre su salud” y su muerte fue al menos doce horas antes del 25 de noviembre al mediodía ya que “presentaba signos inequívocos de periodo agónico prolongado”.

Todo ello “habiendo una falta de control desde las 0.30 horas” de ese día más allá que su entorno y los médicos lo advirtieron cerca del mediodía.

Sobre eso, los médicos dijeron que “fueron ignorados los signos de riesgo de vida que presentaba” Maradona  y al respecto tuvieron en cuenta los Whatsapp en la causa donde, en uno de ellos enviado a Luque por el kinesiólogo Nicolás Taffarel señalaba: “La semana pasada les dije que había que levantarlo porque podía hacer un edema de pulmón”. 

También es demoledor sobre la actuación de los enfermeros Ricardo Almirón y Dahiana Madrid, esta última ni siquiera lo veía porque Maradona la había echado y era quien estaba la jornada del 25 de noviembre: “Se encuentra plagado de deficiencias e irregularidades” y no hubo “correctos controles y asistencia por parte médico-asistenciales, de enfermería y acompañantes terapéuticos ni en tiempo ni en forma”. 

En esa línea también es incluido el accionar del psicólogo Carlos Díaz ya que “no existen constancias de atención psicológica en el domicilio, luego de la externación de Olivos” y las mismas eran “indispensables para el adecuado tratamiento de la patología que presentaba Maradona”.

“La internación domiciliaria post externación no fue tal, ya que no existieron los lineamientos mínimos de tal internación en un paciente de la pluripatología compleja que presentaba Maradona“, dijo sobre ese punto solicitado por fiscalía.

Una de sus últimas conclusiones indicó: “El equipo médico tratante representó cabal y acabadamente la posibilidad del resultado fatal respecto del paciente, siendo absolutamente indiferentes a esa cuestión, no modificando sus conductas y plan médico/asistencial trazado, manteniendo las omisiones perjudiciales precedentemente apuntadas, abandonando ´a la suerte´ el estado de salud del paciente”.

Esto contribuye a la hipótesis de los investigadores de agravar la acusación del expediente donde hoy se investiga como homicidio culposo, esto es una mala praxis, a un delito de homicidio simple con dolo eventual que implica que se representaron el resultado y nada hicieron.

También sobre la mediación psiquiátrica que daba Agustina Cosachov, puesto que los peritos estiman que no se puede descartar “que esta medicación no haya influido en el desenlace fatal, ya que no se realizaron en los últimos 14 días previas al deceso, controles cardiológicos ni de laboratorio”.

Fuente: NA

e-planning ad

Fuente: Perfil.com

También te puede interesar...

Leave a Comment