El Gobierno prorrogó por 90 días la concesión de la Hidrovía

HIDROVÍA PARAGUAY-PARANÁ

Finalmente, el Gobierno nacional decidió este miércoles prorrogar por 90 días la concesión de la Hidrovía Paraná-Paraguay a Jan de Nul, cuya vigencia vencía el viernes 30 de abril.

La resolución 129 lleva la firma de Gabriel Katopodis y es la primera decisión trascendente que debió rubricar el recién asumido “transitoriamente” también como ministro de Transporte tras la muerte de Mario Meoni.

La resolución establece que “el Contrato de Concesión de obra pública por peaje para la modernización, ampliación, operación, y mantenimiento del sistema de señalización y tareas de dragado y redragado y mantenimiento de la Vía Navegable Troncal aprobado por el Decreto Nº 253/95 con sus actos modificatorios y complementarios, desde la terminación del plazo contractual y por el término de noventa (90) días“.

“Esta prestación se efectuará con carácter precario y podrá ser revocada, en cualquier momento sin que se genere derecho subjetivo, derecho en expectativa o precedente invocable alguno a favor del operador ni reconocimiento de suma alguna por la eventual revocación anticipada al plazo previsto”, señala en su primer artículo.

Hidrovía
Infografía: Aire de Santa Fe

En el segundo artículo de la resolución señala que “durante el plazo que se extienda esta situación, el operador deberá prestar el servicio y demás obligaciones de conformidad con los términos constitutivos del Contrato de Concesión, aprobado por el Decreto Nº 253/95 y el acta acuerdo de renegociación, aprobada por el Decreto Nº 113/10, incluyendo el mantenimiento de la vigencia de las garantías correspondientes y las tarifas vigentes.

El servicio involucrado deberá prestarse en condiciones de regularidad, continuidad, igualdad y obligatoriedad, bajo el control y fiscalización de la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante de la Secretaría de Gestión de Transporte del Ministerio de Transporte”.

El legado de Meoni

Desde su asunción al cargo en diciembre de 2019, el trabajo que venía realizando Mario Meoni en el ministerio de Transporte era para que la hidrovía siga operada por los privados.

La historia vivida apoya su postura porque si algo quedó demostrado es que el Estado argentino es un pésimo dragador. En tiempos en que el Paraná estaba cargo de la Dirección Nacional de Construcciones Portuarias y Vías Navegables de la Nación, no resultaba sencillo transitar por ese cauce fluvial.

hidrovia
El desaparecido ministro de Transporte, Mario Meoni, en ocasión de la primera reunión del Consejo Federal de la Hidrovía, en Rosario. Era ferviente defensor del mantenimiento de la concesión en manos privadas.

En 1995, la Argentina tomó una de las decisiones geopolíticas más importantes de su historia: en lugar de pensar en construir un puerto de aguas profundas, llevó el calado oceánico al corazón de la producción a partir de la concesión del dragado y la señalización del Paraná.

La decisión fue tan acertada que se convirtió en una de las pocas políticas de estado de la Argentina. Cabalgando sobre su eficiencia operativa, la hidrovía concesionada y en manos privadas se mantuvo vigente durante todos los mandatos presidenciales de este último cuarto de siglo.

El legado de Meoni es entonces mantener este logro que explica las grandes cosechas que se fueron alcanzando, y el colosal ingreso de dólares a las arcas del estado en virtud de las retenciones a las exportaciones. La receta es clara: el campo pudo cultivar y cosechar más sabiendo que tenía una vía de salida eficiente de sus productos hacia el mundo.

Pero el kirchnerismo quiere estatizar 

Sin embargo, el kirchnerismo busca que el Estado vuelva a tomar el control de la Hidrovía. Demorada la nueva licitación por la pandemia de coronavirus, el Gobierno tenía decidido prorrogar la actual, en manos de la empresa luxemburguesa Jan de Nul, cuyo contrato vence el viernes próximo.

Pero la muerte del ministro de Transporte Mario Meoni, uno de los principales impulsores de mantener la Hidrovía en manos privadas, puso en suspenso esa decisión y avivó las llamas del gen estatista del kirchnerismo.

Así, fuentes del Frente de Todos confiaron a La Nación que el jefe de los senadores oficialistas, José Mayans (Formosa), se reunió la semana pasada con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para pedirle que deje sin efecto los planes de Meoni de prorrogar la concesión mientras se lleve adelante el proceso para el llamado a una nueva licitación.

La misma idea se encargó de trasladarle el líder de los senadores oficialistas a su par de la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner (Buenos Aires). El hijo de la vicepresidenta dijo que iba a estudiar la propuesta y quedó en contestar cuanto antes, teniendo en cuenta que los plazos apremian.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment