Murió Alberto Etiennot, gran educador y defensor de las buenas prácticas

ALBERTO ETIENnOT

Causó pesar en el agro el fallecimiento del ingeniero agrónomo y docente Alberto Eduardo Etiennot, el sábado, a los 78 años. Tuvo una larga trayectoria como docente durante más de 40 años, cubriendo todas las categorías docentes en la UBA, desde ayudante honorario de segunda hasta profesor titular en la cátedra de Sanidad Vegetal.

Fue también decano de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UADE y director nacional de Educación Agropecuaria del Ministerio de Educación.

En los últimos años, Alberto Etiennot se desempeñó como asesor externo de la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe), con quienes trabajó denodadamente en la divulgación de las buenas prácticas agropecuarias para el uso responsable de los agroquímicos durante todo su ciclo de vida.

La aviación aeroagrícola lo recuerda

“Su formación como docente destacado derramó sabiduría sobre una actividad, la aeroagrícola, desandado surcos que fueron forjados por pioneros resultantes de la experiencia de prueba y error”, expresó Orlando Martínez, ex presidente de la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (Fearca).

“Alberto aportó con su conocimiento innegables avances y colocó mojones imborrables en los cientos de disertaciones, congresos, exposiciones, charlas técnicas proyectando y transmitiendo con su voz y presencia física un raudal de ideas, explicando teorías que fueron el inicio de una nueva etapa para la aviación agrícola de Sudamérica”.

Defensor de las Buenas Prácticas Agrícolas

Asimismo, Fernando Camarda, actual presidente de la entidad, sostuvo que “es una gran pérdida para el sector agroaéreo argentino porque el Ingeniero Etiennot fue un gran educador” y resaltó que “para él era muy importante la formación profesional y las Buenas Prácticas Agrícolas como herramienta transformadora”.

Además, Camarda señaló que “Etiennot siempre defendió el rol de la aviación agrícola como una actividad esencial no sólo para la aplicación de fitosanitarios sino también como herramienta útil para la siembra y otras actividades”.

Por su parte, el vicepresidente de Fearca, Walter Malfatto, señaló: “La aviación agrícola se encuentra de luto por el fallecimiento de quien fuera su gran maestro: el ingeniero agrónomo Alberto Ettienot, quien dedicó su vida al estudio y perfeccionamiento de la aplicación aérea” y destacó que “cada charla, cada capacitación, no sólo mejoraba nuestras virtudes profesionales, sino que nos hacía mejores seres humanos”.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment