Qué revelaron las pericias a lo celulares de Maradona: cambiaron de número 6 veces en un año y se borraron mensajes de WhatsApp

Diego Maradona, meses antes de su muerte (EFE/ Marcelo Ruiz)
Diego Maradona, meses antes de su muerte (EFE/ Marcelo Ruiz) (EFEI0373/)

Con 21 cuerpos de expediente, más de 400 páginas de transcripciones de conversaciones y una junta médica que continúa su deliberación y espera entregar sus resultados en poco más de tres semanas, la causa para resolver si Diego Armando Maradona murió de forma inevitable o por la negligencia y la omisión consciente de sus médicos y los encargados de cuidarlo, avanza con medidas claras.

Esta semana, se conocieron los resultados a los dos teléfonos personales que el ídolo guardaba sobre un mueble junto a su televisor en el country San Andrés de Tigre, donde perdió la vida el 25 de noviembre de 2020, un iPhone 7 Plus gris oscuro y un iPhone 8 Plus negro. Los teléfonos fueron peritados por la Procuración, por orden del equipo de fiscales que investiga la causa, con Cosme Iribarren, Patricio Ferrari y Laura Capra, con la coordinación del fiscal general John Broyad.

Los estudios, encargados semanas atrás, se realizaron mediante el sistema UFED de extracción forense: los resultados revelaron que 6 conversaciones de WhatsApp de cada uno de los teléfonos fueron borradas, que los teléfonos cambiaron 6 veces de número durante 2020 y que 7 de cada 10 llamadas no fueron atendidas.

Del ciento por ciento de las llamadas analizadas en el primer teléfono, nadie contestó en el 80,8 por ciento, mientras que de las llamadas de WhatsApp quedaron sin responder el 68 por ciento. En ese teléfono, 96 chats y 6 conversaciones se borraron intencionalmente.

Ahora, se espera que comience un nuevo análisis donde se intentará determinar la lista de llamadas entrantes y salientes, así como los teléfonos que impactaron en el country San Andrés en el día de su muerte.

Maradona: un allegado a Morla estaba en la casa del country el día de la muerte y no lo declaró
El country San Andrés, donde Maradona falleció, en la tarde de su muerte (Franco Fafasuli)

Los datos, sumamente llamativos, adelantados por Télam y confirmados por altas fuentes del expediente a Infobae, podrían ser indicativos del control del entorno final de Diego sobre sus comunicaciones personales, con hombres alineados a Matías Morla sospechados de actuar de filtros entre Maradona y su familia y amigos.

En paralelo, la junta médica continúa por Zoom su debate con más de 20 especialistas oficiales, designados por los particulares damnificados o las defensas, con deliberaciones cada lunes y jueves que se extienden desde las 20 horas hasta pasada la medianoche.

El informe final, en unanimidad o disidencia, podía llevar a los fiscales de San Isidro en varias direcciones. Podrían imputar a los acusados con la calificación actual, un homicidio culposo cometido por el abandono y negligencia de los médicos y responsables de cuidar la salud del mayor ídolo de la historia argentina, o, peor aún, un homicidio simple cometido con dolo eventual -la misma calificación que le valió 9 años y tres meses de cárcel al ex periodista Eugenio Veppo, condenado por atropellar y matar a una agente de tránsito para luego huir- con médicos que sabían el riesgo que enfrentaban con un paciente como Diego y continuaron hacia su muerte a pesar de las claras señales que daba su cuerpo.

Las posiciones son claras dentro de la junta, tras comenzar a debatir el 8 de marzo. Los peritos oficiales y los médicos aportados por los particulares damnificados como Dalma y Gianinna Maradona coinciden hasta ahora en la impericia o las fallas en el tratamiento, que, para empezar, tenía una insuficiencia cardíaca obvia y la ignoraron.

Los peritos de las defensas, siempre según fuentes con acceso a las deliberaciones, intentan dirigir la culpa hacia, por ejemplo, la empresa de enfermería que proveía el cuidado para Diego.

Carlos Díaz, psicólogo de Maradona
Carlos Díaz, último psicólogo de Maradona, entre los acusados de la causa.

Por otra parte, se espera que el juez del caso, Orlando Díaz, resuelva el pedido de eximición de prisión introducido por la defensa del psicólogo Carlos Ángel Díaz, introducido según los investigadores del caso por Matías Morla a fines de octubre, un mes antes de que Diego falleciera. Lo visitó, según confirmó la causa, en Tigre y Brandsen.

Por lo menos, alrededor de Díaz, los investigadores hablan de una posible negligencia, la base para acusarlo e involucrarlo en la causa. Mediante la Ley de Salud Mental, como parte del equipo que trataba el alcoholismo de Maradona, podría haber pedido la internación de Diego u otra medida y no lo hizo. “No hay ningún informe de evolución de Diego presentado por Díaz”, asegura una alta fuente del caso a este medio.

SEGUIR LEYENDO:

Exclusivo: “El gordo se va a cagar muriendo”, el insólito audio de Luque minutos antes del final de Maradona

La muerte de Maradona: la última alerta médica que falló, la nueva teoría del caso y la pregunta que preocupa a los fiscales

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment