Alberto Fernández felicitó al presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso

Carta a Lasso
Carta a Lasso

El presidente Alberto Fernández le envió una carta a Guillermo Lasso para felicitarlo por su victoria en las elecciones presidenciales de Ecuador. Fue uno de los últimos mandatarios de la región en expresar el habitual saludo diplomático. El texto se difundió recién a las 13:30 en Buenos Aires, varias horas después de que se consumara el resultado electoral.

El ex banquero venció al candidato de Correa, Andrés Arauz, en el balotaje realizado ayer.

Quiero expresarle mi sincera felicitación por su triunfo electoral que lo ha consagrado como nuevo Presidente de la República de Ecuador. Como ha dicho usted, la ciudadanía le ha entregado una oportunidad para servir a su Patria y estoy seguro que así lo hará. Debemos celebrar cada evento electoral en la región pues afianza la democracia y se fortalece la vigencia del Estado de derecho”, introdujo Fernández en una carta fechada este lunes 12 de abril.

El mandatario argentino agregó: “Por estos días, todos nuestros países enfrentan desafíos enormes en el contexto de una pandemia que agrava aún más nuestras viejas dificultades. Descuento que usted encontrará en su temple y en su experiencia los modos y herramientas para encauzar las vicisitudes que afectan a nuestros hermanos ecuatorianos”.

Son innumerables los lazos culturales y las muestras de afecto entre nuestros pueblos; y se renuevan día a día. La República Argentina, por mi intermedio, se pone a vuestra disposición para trabajar juntos en pos de nuestra región. Tenemos un agenda común; cuente conmigo, Sr. Presidente para fortalecer la unidad que nos ayudará a construir todos los días la realidad que se merecen nuestros compatriotas”, completó el Presidente.

“Renuevo mis felicitaciones y mis mejores deseos para su Gobierno”, cerró antes de firmar.

Andres-Arauz-Alberto-Fernandez-portada
Alberto Fernández junto a Andrés Arauz, el candidato de Correa que perdió las elecciones (@ecuarauz)

El presidente argentino había mostrado su preferencias por Andrés Arauz, el delfín de Rafael Correa para estos comicios. Percibía que lentamente los espacios de centroizquierda o de izquierda, o al menos los más cercanos al denominado progresismo, estaban recuperando cierta fortaleza que supieron ostentar hace unos años en América de Sur. Por eso se lo había observado tan contento con el triunfo de Luis Arce, el candidato que apoyó su amigo Evo Morales en Bolivia. Luego reforzó en su viaje a Chile los contactos con los representantes de los partidos a los que siente como más afines y después se inclinó por Andrés Arauz, en las elecciones ecuatorianas. Arauz se impuso en la primera vuelta con más del 32% de los votos pero ahora cayó en el balotaje ante el ex banquero Lasso por cinco puntos de diferencia (52,5% a 47,4%).

Los contactos de Arauz con el mandatario argentino se profundizaron una vez que se lo consagró como candidato, a mediados de diciembre de 2020. Se habían encontrado en La Paz durante el fin de semana en el que Luis Arce asumió como el nuevo jefe de Estado de Bolivia a principios de noviembre. Y luego, entre el 3 y el 5 de diciembre Arauz viajó a nuestro país para entrevistarse con el presidente, con la vicepresidenta Cristina Kirchner y con varios funcionarios más como el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kiciloff, y el senador por el Frente de Todos, Mariano Recalde, buscando reforzar sus aspiraciones presidenciales.

A mediados de enero de 2021, la relación entre Fernández y Arauz volvió a quedar en el centro de la escena porque el ecuatoriano, durante el debate entre los candidatos en los comicios de febrero, afirmó que el mandatario argentino le había prometido más de 4 millones de vacunas contra el coronavirus. Fernández tuvo que aclarar que la promesa solo era de “interceder” en favor del abastecimiento de dosis para ese país, golpeado fuertemente por la pandemia. Igualmente renovó su compromiso para negociar con el laboratorio que produce la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca.

“Como hemos conversado, en la Argentina se produce la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, la que debe ser envasada en México para su posterior distribución en el continente. No obstante ser este un emprendimiento privado, renuevo mi compromiso para interceder ante las autoridades de este laboratorio a los fines de que se contemplen las necesidades del querido hermano pueblo del Ecuador”, le señaló Fernández en una carta a Arauz.

En los últimos años la Cancillería argentina no había designado a un nuevo embajador en Ecuador. Luego de que Mauricio Macri dejara la presidencia el encargado de negocios Carlos Enrique Catella permanece en Quito. Entre Alberto Fernández y el saliente presidente Lenin Moreno las relaciones se tensaron con el paso de los meses.

El mes pasado, por ejemplo, Moreno llamó a su embajador en Buenos Aires, Juan José Vásconez, para protestar por una declaración televisiva de Alberto Fernández donde marcaba que él se iría de su gobierno con Cristina Fernández de Kirchner más allá de las diferencias políticas que pudieran tener. Había hecho una obvia referencia a la pelea entre Rafael Correa y Moreno, quien había sido su vicepresidente y luego se transformó en su enemigo, cuando a Correa lo desplazaron de su cargo por acusaciones de presunta corrupción.

También fue llamativo que un potencial aliado de Lasso en el continente como es el derechista brasileño Jair Bolsonaro todavía haya evitado pronunciarse sobre el resultado de los comicios en Ecuador. Bolsonaro prefirió, al menos en sus redes sociales, difundir las acciones de gobierno que se realizan para contener la crisis sanitaria en su país provocada por el avance casi incontrolable de la pandemia de Covid-19. Brasil suma más de 350.000 mil muertes y más de 13,5 millones de contagiados.

Mauricio Macri fue más rápido. Felicitó temprano a Lasso por su victoria en redes sociales. “Es muy importante para Ecuador y para la región”, suscribió. El flamante ganador de los comicios en Ecuador agradeció el gesto: “Es el triunfo de todos los ecuatorianos, trabajaremos para el desarrollo local, la reactivación económica y la prosperidad del país y la región”.

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment