El último informe del USDA respalda los precios del maíz

informe del usda

Se conoció el nuevo informe mensual del USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos), con las estimaciones de oferta y demanda de granos en el nivel mundial.

Lo más importante del trabajo pasó por el maíz, dado que el organismo –como lo esperaba el mercado– incrementó el consumo interno en Estados Unidos, con más uso forrajero y con más uso para la industria del etanol, que en las últimas semanas mostró una reactivación de la producción.

Además, el USDA elevó su previsión sobre las exportaciones. Por todos esos aumentos de la demanda interna y externa, las existencias finales cayeron un 9,99%, de 38,15 a 34,34 millones de toneladas, frente a los 35,46 millones previstos por los privados.

Más firmeza en los precios

Este nuevo ajuste hecho por el USDA sobre el mercado estadounidense de maíz, acentuará la firmeza de los precios sobre las posiciones cercanas, dado que marca una relación más ajustada entre la oferta y la demanda.

Esta situación disparará una disputa que crecerá en los próximos meses entre los consumos y la industria del etanol, que deberán pujar por no quedarse sin materia prima hasta la entrada de la próxima cosecha, en septiembre.

Además, el hecho de que el remanente que dejará la campaña 2020/2021 resulte de los más bajos de los últimos diez años, pondrá más presión sobre el resultado del ciclo 2021/2022, sobre todo si se tiene en cuenta que el USDA pronosticó una intención de siembra inferior a la esperada por el mercado.

Así, la relación entre el clima, los suelos y los cultivos será determinante para la formación de precios en los próximos meses, pero con un piso elevado para las cotizaciones.

Soja sin cambios

Para la soja, el informe no dejó cambios relevantes para Estados Unidos, dado que más allá de un incremento de las exportaciones, ajustes sobre el consumo interno posibilitaron que el stock final fuera sostenido en 3,25 millones de toneladas, cerca de los 3,23 millones previstos por los operadores.

mercado físico

Lo más relevante para el mercado de la soja fue el incremento de la estimación sobre la cosecha de Brasil, de 134 a 136 millones de toneladas. La ausencia de cambios para la Argentina también llamó la atención, dado que los 47,50 millones de toneladas calculados quedaron muy por encima de las previsiones de las Bolsas de Cereales de Buenos Aires y de Comercio de Rosario.

Así, la lógica para los precios de la soja seguirá atada a la escasez vigente en el mercado estadounidense, que aporta firmeza a las cotizaciones, y a la evolución del clima para el desarrollo de la siembra y para la evolución de los cultivos, en una campaña que arranca con una intención de siembra que el USDA ubicó un millón de hectáreas debajo de la expectativa de los operadores.

Trigo, con mayor stock final en EE.UU.

En su revisión sobre las variables comerciales estadounidenses, con una cosecha de 49,69 millones de toneladas, el USDA redujo las importaciones, de 3,27 a 2,99 millones; el uso forrajero, de 3,40 a 2,72 millones, y el uso total, de 31,38 a 30,69 millones.

Campo Trigo Argentina 2020

Las exportaciones fueron sostenidas en 26,81 millones de toneladas. Así, el stock final fue ajustado por el organismo en 23,18 millones de toneladas, por encima de los 22,76 millones de marzo y de los 23,05 millones previstos por los privados.

En el nivel mundial el USDA estimó la producción de trigo en 776,49 millones de toneladas, levemente debajo de los 776,78 millones proyectados en marzo, mientras que las existencias finales las calculó en 295,52 millones de toneladas, frente a los 301,19 millones del reporte anterior y a los 301,60 millones previstos por los privados. (Fuente: Granar SA)

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment