Video: las impactantes imágenes de los trabajos de remodelación del Obelisco a 67 metros de altura

Así empezaron las obras de remodelación en el Obelisco (Infobae)

Falta poco menos de dos meses para un nuevo aniversario de la inauguración del Obelisco. La obra más emblemática y característica de la Ciudad de Buenos Aires cumplirá 85 años el próximo 23 de mayo, ocasión para la cual lucirá un aspecto renovado. El símbolo porteño será repintado y las rejas que lo protegen del vandalismo también serán sometidas a tareas de restauración.

Los trabajos, a cargo de la Cámara de Empresarios Pintores y Restauraciones Afines de la República Argentina y bajo la supervisión del GCBA, empezaron este sábado. En primer lugar, se está llevando a cabo la limpieza y remoción de restos con del uso de potentes hidrolavadoras. Con la utilización de una manguera con agua a presión se elimina de la estructura residuos de tiza y otros elementos orgánicos e inorgánicos. Luego se retirará la vegetación acumulada en la fachada y el revoque que no estén del todo adheridos.

Una vez concluidas estas etapas, se pasará a las capas de pintura. La primera mano de tendrá una capa antigrafitti, un material que protege la superficie de futuras manchas, de fácil lavado y resistente a los cambios de clima. La segunda, tras una semana de secado, será con látex acrílico (de color Piedra París). Y como tercera, y última mano, se aplicará una laca a modo de protección en las letras bajo relieve.

Limpieza del obelisco
La primera etapa consta de limpieza y remoción de restos con del uso de potentes hidrolavadoras

Además, se recubrirá la totalidad del escudo con una pintura esmalte. Se utilizarán 308 de litros de pintura para devolverle al monumento su color blanco tiza, según precisaron desde el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana.

Por otra parte, se restaurarán las rejas que lo rodean mediante un tratamiento especial (decapado) para remover el material actual y así llegar al metal puro. Posteriormente, se aplicarán cuatro manos en total para proteger la estructura del enrejado: dos manos de convertidor de óxido y otras dos de esmalte sintético. Las rejas son fundamentales para evitar las acciones vandálicas que generalmente suceden durante las protestas y se colocaron en 1987.

Limpieza del obelisco
Se pintará con un látex acrílico de color Piedra París

Esta renovación estaba prevista para el año pasado, pero no se pudo hacer debido a la cuarentena. Ahora la puesta en valor demorará casi un mes. Se prevé que los trabajos finalicen aproximadamente a fines de abril o principios de mayo. El tiempo total dependerá de las condiciones climáticas y coyuntura de pandemia.

El Obelisco es una obra del arquitecto Alberto Prebisch, que lo describió como una “simple y honesta forma geométrica”. Se inauguró para los festejos patrios de 1936 y bajo la presencia del presidente Agustín P. Justo, en ocasión también de celebrar los 400 años de la Primera Fundación de la Ciudad de Buenos Aires por Pedro de Mendoza. La alemana GEOPE (Compañia General de Obras Públicas del Estado) fue la empresa que tuvo a cargo su construcción, que se extendió por 60 días y contó con la participación de 157 obreros.

Limpieza del obelisco

El total de la obra ascendió a 200.000 pesos moneda nacional de entonces, unos 14.200 dólares (hoy -según la calculadora de inflación de fxtop.com, equivaldrían a unos 270 mil dólares, aproximadamente 24.600.000 pesos). Se utilizaron 680 m3 de cemento y 1.300 metros de piedra calcárea blanca traída desde Córdoba. No fue tarea sencilla, tuvieron que sortear los túneles del subte y hasta una vieja usina subterránea. Para erigirlo, se aprovechó el espacio de la demolida iglesia de San Nicolás de Bari para trazar la avenida 9 de Julio, que estaba ubicada en ese mismo sitio.

El Obelisco consta de 67,5 metros de altura, tiene una escalera de 206 peldaños y ese trayecto ofrece siete descansos hasta llegar hasta un mirador con cuatro ventanales pequeños, desde donde se pueden observar algunas de las mejores vistas del centro. Cada una de sus fachadas rinde homenaje a un hecho histórico: las fundaciones de Buenos Aires (11 de febrero 1536 por Pedro de Mendoza y 11 de junio 1580 por Juan de Garay), el primer izamiento de la bandera en la Ciudad el 23 de agosto de 1812, y la Ley dictada por el Congreso Nacional el 20 de septiembre de 1880, que estableció la existencia de la Capital Federal.

Andamios-de-obra-en-el-Obelisco
También se restaurarán las rejas perimetrales (Adrián Escandar)

En 1939 estuvo a punto de ser demolido. La Legislatura votó la ordenanza 10.251 de su demolición, argumentando razones de seguridad, estéticas y económicas, ya que no querían invertir más fondos. El veto del intendente Arturo Goyeneche lo salvó de la picota.

En 2016, cuando cumplió 80 años, un grupo de vecinos seleccionados tuvo la oportunidad de recorrerlo por dentro, algo inédito. Llegar hasta la cima toma unos 15 minutos. Desde allí se disfruta desde los ventanales la vista a la avenida 9 de julio y sus alrededores.

SEGUIR LEYENDO:

La Buenos Aires perdida: los 7 edificios que ya no existen y el patrimonio arquitectónico que desapareció de la ciudad

La arquitectura del cielo urbano: historia, misterios y leyendas de las cúpulas porteñas más emblemáticas

Buenos Aires, ciudad mutante: un recorrido por la fascinante arquitectura porteña que la transformó en Capital del Espectáculo

El increíble hallazgo del piso de una casa del Buenos Aires de 1810 que apareció en una excavación en San Telmo

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment