Determinan la huella de carbono de la cadena de trigo y cómo reducirla

trigo

Es conocida la preocupación generalizada por el cuidado del ambiente, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), el calentamiento global, y constantemente la sociedad busca que se generen políticas públicas para contrarrestar los efectos del cambio climático.

Es sabido también, que el agro contribuye con el 37% de las emisiones de GEI, y es por ello que, año tras año, se evidencia una mayor concientización y preocupación de los miembros de este sector para reducir las emisiones que tienen la producción agrícola y ganadera.

En ese orden, ArgenTrigo presentó el pasado 22 de marzo, los resultados del cálculo de la huella de carbono de cuatro productos de la cadena de trigo argentina, en un trabajo conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

Los resultados del trabajo recientemente presentado, muestran que los niveles de emisión de CO2 eq de la cadena del trigo, se encuentran por debajo de los valores internacionales.

huella carbono

Cuatro productos analizados

El equipo de las dos instituciones de investigación mencionadas, lleva varios años estudiando estos temas, y participan en la Plataforma Huellas Ambientales del INTA, que mide la huella de carbono en las cadenas de valor agroindustriales. Para el análisis se determinó la huella de cuatro productos, como se describe seguidamente.

1.Una tonelada de grano de trigo a campo

Producto de este trabajo, se encontró que la Huella de Carbono de la producción primaria del trigo de Argentina resultó en 146,5 kg CO2 eq/t de trigo en la puerta del campo.

Considerando esta misma huella según distintos niveles tecnológicos analizados, resulta en 145,5 kg CO2 eq/t en el nivel Alto de tecnología; 144,6 kg CO2 eq/t en el nivel Medio de tecnología y 169,1 kg CO2 eq/t de trigo en el nivel Bajo de tecnología.

2.Una tonelada puesta en el puerto para exportación

A la huella del trigo en tranquera de lote se le suman 38 kg CO2 eq/t por el transporte para llegar al puerto de exportación, lo que resulta en un total de 184,4 kg CO2 eq/t de trigo en el puerto.

3.Un kilogramo de harina

Por otro lado, en la industria, los resultados indican una Huella de Carbono de 343 g CO2 eq/kg de harina en el cliente del molino harinero.

4.Un kilo de pasta seca de sémola

A su vez, la Huella de Carbono de 1 kg de pasta seca de sémola en el cliente del molino fideero resultó ser de 541 g CO2 eq/kg de pasta.

Resultados de interés

Uno de los resultados más interesantes de este trabajo, fue que la fertilización nitrogenada es el punto más importante sobre el cual se debe actuar para disminuir la huella de carbono a campo. Una de las maneras de lograr este objetivo, es la introducción de leguminosas en la rotación de cultivos.

El segundo punto en importancia para la reducción de la huella de carbono, es el consumo de gasoil en los procesos de producción agrícola. Para ello, es clave la elección del sistema de laboreo, así como del tractor adecuado y su mantenimiento.

Pensando a largo plazo, una alternativa productiva potencial serían los cultivos perennes de trigo, ya que no sería necesario sembrar cada año, como así también los motores de bajo consumo y emisiones.

huella de carbono

Diferentes estrategias

Una de las conclusiones a la que llegaron los autores, es que todas las estrategias orientadas a mejorar los rendimientos, van a disminuir la huella de carbono de la cadena del trigo.

Esto puede transformarse en un incentivo para que cada vez más productores sumen mayor nivel tecnológico a su producción.

“Visto los resultados obtenidos –dicen desde ArgenTrigo- estamos orgullosos de haber abordado este desafío de conocer la huella de carbono de la cadena de trigo, acompañados por un excelente grupo de especialistas en la materia.

Los resultados muestran que los niveles de emisión de CO2 eq de nuestra cadena, se encuentran por debajo de los valores internacionales. Esto, acompañado de políticas nacionales permitiría lograr un mejor posicionamiento de nuestras exportaciones frente a nuestros competidores, y la apertura a nuevos mercados.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment