Desde el INTA impulsan 31 emprendimientos de género y jóvenes rurales

inta

“A un año de mi gestión a cargo en el INTA, uno de los ejes prioritarios de trabajo son el fortalecimiento de género y el apoyo al empoderamiento de las mujeres y a la diversidad de género”, subrayó la presidenta de la institución, Susana Mirassou, en el webinar donde fueron reconocidos la Dirección Nacional Asistente de Transferencia y Extensión del INTA y la Fundación ArgenINTA reconocieron 31 proyectos para el fortalecimiento del enfoque de género y para jóvenes rurales.

Es la primera vez que ambos organismos destacan su aporte al desarrollo de los territorios e impulsan su financiamiento y como dijo Mirassou, en su discurso: “Esto es arraigo, es inclusión, es equidad, es cuidar el ambiente. Son pasos que día a día nos permiten fortalecer este camino con el cual estamos comprometidos”.

inta

“Este proyecto –agregó- busca potenciar fuertemente el trabajo de mujeres y diversidades e incorporar, día a día, los enfoques de género en nuestros instrumentos”.

Por su parte Carlos Parera, director nacional del INTA, reconoció que “este evento tiene mucho significado para el INTA y la Fundación, así como para aquellos grupos que se atrevieron a soñar y a presentar una idea que, a partir de hoy, tienen la posibilidad de hacerla realidad”.

En este sentido, ponderó el rol de las mujeres en las actividades productivas a pequeña escala, lo que potencia el desarrollo territorial. “Su participación está relegada, así como de los espacios de toma de decisión y lo mismo sucede con los jóvenes. A partir de estos proyectos queremos acompañarlos y acompañarlas para fortalecer sus actividades”.

Más conceptos

José Portillo –director de la Fundación ArgenINTA– consideró un “orgullo” el poder reconocer la labor y el aporte de estos emprendimientos con perspectiva de género y de jóvenes rurales. En este sentido, aseguró que “son piezas fundacionales y trascendentales del desarrollo territorial que demandan ser visibilizadas”.

A su vez, María Rosa Scala –directora nacional asistente de Transferencia y Extensión del INTA– celebró la decisión institucional de poner en marcha herramientas de financiamiento y acompañamiento para fortalecer los emprendimientos de género y jóvenes.

inta
“A un año de mi gestión uno de los ejes prioritarios de trabajo son el fortalecimiento de género y el apoyo al empoderamiento de las mujeres y a la diversidad de género”, subrayó Mirassou.

El desarrollo territorial, objetivo transversal

Los 31 proyectos destacados tienen como eje temático transversal la inclusión social y se vinculan con actividades como la horticultura, granja, ganadería, apicultura, comercialización, generación de servicios y agregado de valor en origen, como el tejido y el agroturismo.

Por un lado, se seleccionaron 15 emprendimientos de jóvenes que habitan en comunidades rurales y realizan actividades productivas o de servicios; o bien aquellos que planean insertarse en el medio rural o se encuentran en etapas de formación. Mientras que, los proyectos de fortalecimiento del enfoque de género tienen como objetivo consolidar la participación de mujeres y diversidades.

De los 16 proyectos trabajados en relación a la perspectiva de género que fueron seleccionados, se destaca la participación de ocho mujeres trans en el emprendimiento “Huerta de la Diversidad”. Se trata de una iniciativa en la ciudad bonaerense de Mar del Plata, que tiene por objetivo fortalecer un espacio de producción colectivo para el autoconsumo y la comercialización de los excedentes y de las plantas de vivero.

Otro de los proyectos destacados es el del Grupo de Mujeres Esperanza de la localidad de Iruya, Salta, que comercializa artesanías textiles con fibras ovinas y de llama, e intenta desarrollar una estrategia de venta digital para complementar la modalidad de venta a turistas por la pandemia del coronavirus.

Por último, resulta destacable el trabajo que otro grupo de mujeres lleva adelante en Concepción del Uruguay, Entre Ríos. El proyecto aborda la producción fruti-hortícola agroecológica, enfocada en la producción de hortalizas, dándole valor agregado al excedente de la producción con elaboración de conservas, dulces y encurtidos.

Jóvenes rurales

Entre los 15 proyectos de jóvenes rurales seleccionados, se destaca uno presentado por cinco jóvenes capacitados técnicamente para la construcción de estufas de alto rendimiento en el sector insular del Delta del Paraná, con acompañamiento del INTA Delta.

“Quienes vivimos en la segunda y tercera sección del Delta bonaerense sabemos que la utilización de leña y biomasa es una práctica cotidiana entre los habitantes por su disponibilidad y bajo costo, pero las tecnologías implementadas son de baja eficiencia, es decir que se necesita una gran cantidad de leña para calefaccionar un ambiente”, explicó uno de los jóvenes participantes.

Otro de los proyectos seleccionados aborda el aprovechamiento de los frutos del monte nativo santiagueño, mediante el procesamiento y la elaboración de productos artesanales como alternativas para el agregado de valor y la comercialización.

Se trata de diez mujeres jóvenes que, con el apoyo de la Agencia de Extensión Rural Quimilí del INTA, buscan recuperar saberes ancestrales de algunas comunidades de Santiago del Estero e implementar buenas prácticas de manufactura para la elaboración de productos artesanales.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment