El desgarrador relato de una profesora de yoga que denunció que fue víctima de acoso sexual en los Bosques de Palermo

Joven acosada en los bosques de Palermo (@belenrivayoga / instagram)

“Para algunos no será nada. Para las mujeres sí lo es. Un minuto que dura horas en el cual pensás si se atraverán a hacerte lo que te están diciendo. Porque no es descabellado pensar que lo harán, con todo lo que vemos que sucede minuto tras minuto en nuestro país”, escribió una profesora en su cuenta de Instagram junto con un desgarrador video en el que cuenta que fue acosada por dos hombres en los Bosques de Palermo mientras meditaba.

Con lágrimas en los ojos y un tono angustiante, Belén Riva Roy contó el aberrante episodio ocurrió el jueves pasado “al lado de la avenida, en una zona transitada” a plena luz del día. Como suele hacer cuando trabaja en su proyecto personal, se pone los auriculares y cierra los ojos para poder conectar mejor con su cuerpo y sus emociones.

“Iba andando en bici, encontré un árbol hermoso y tiré la manta ahí. Debería poder tener el derecho de sentarme donde desee. Y no debería necesitar un grupo de amigas para moverme en la vida”, remarcó.

Joven acosada en los bosques de Palermo
Belén Riva Roy fue acosada sexualmente por dos hombres mientars meditaba en los Bosques de Palermo (@belenrivayoga)

“En ese momento no me doy cuenta que la pareja de al lado se había ido. Miro para el costado derecho y veo que empiezan a caminar hacia mí dos hombres, uno de ellos sin remera. Intento pensar en positivo, como siempre, y vuelvo a lo mío”, relató Belén diciéndose a sí misma que nada malo iba sucederle.

“Cuando vuelvo a mirar ya los tengo muy cerca. Intento respirar y mi mente ya piensa en darles todo con tranquilidad. Pienso en darles mi celular y la bicicleta. Cuando se acercan más expresan que tenían ganas de hacerme lo mismo que un actor le hace a una actriz en una película mundialmente conocida de sadomasoquismo”, contó.

Y luego brindó más detalles de lo sucedido: “Me quedé dura, cierro los ojos y siento que en ese momento se me para el mundo. Sentí miedo por primera vez en la vida. El hombre me pasa por atrás sintiendo su miembro en la cabeza”.

Joven acosada en los bosques de Palermo
Belén está convencida que el incidente no pasó a mayores porque un hombre intervino para ayudarla (@belenrivayoga)

De acuerdo al relato de Belén, el hecho no pasó a mayores porque justo en ese momento “un hombre que pasaba en un auto y vio la situación, se involucró’’, dijo la profesora de yoga. Y agregó: “Agradezco de corazón a ese hombre porque estoy segura que no me hicieron nada porque él se involucró en ayudarme”.

Cuando los acosadores se retiran del lugar, Belén quedó muy asustada y perpleja. “¿Estás bien?”, le preguntó el hombre que intercedió para cuidar su integridad física. Y otro que apareció en el lugar, también para socorrerla, le respondió: “No le hicieron nada”.

En el video, Belén se replanteó: “¿Qué es no hacer nada?. Volvemos a lo mismo. A mí sí me hicieron todo. Hoy la verdad, estoy bien. Tuve suerte, no me tocaron, no me penetraron pero sí me cagaron el día y me dejaron con miedo. Me pasó algo que no debería suceder”.

Joven acosada en los bosques de Palermo
» Tuve suerte, no me tocaron, no me penetraron pero sí me cagaron el día y me dejaron con miedo. Me pasó algo que no debería suceder”, contó Belén (@belenrivayoga)

La filmación fue hecha en su casa, luego de que tomara fuerzas para relatar lo sucedido y advertirle a las mujeres de la poca seguridad que hay en esa zona de los Bosques de Palermo. “Nunca tuve el miedo que tuve hoy. No me pasó nada pero fue una situación de mierda porque cuando un hombre te dice que te va a hacer algo sexual no sabés si es capaz de hacerlo o no”.

El descargo de Belén también fue para agradecerle a ese hombre que, aunque ni siquiera sabe cómo se llama, intercedió por ella para defenderla. “Agradecida por estar bien. Tuve la suerte que otras mujeres no tuvieron”, agregó en su posteo de Instagram.

Joven acosada en los bosques de Palermo
«Yo no debería estar en este momento intentando sacar de mi mente si tuve la culpa de algo o si elegí mal la zona donde sentarme”, reflexionó Belén

Por último, a modo de reflexión, señaló: “Yo no debería estar en este momento intentando sacar de mi mente si tuve la culpa de algo o si elegí mal la zona donde sentarme”.

Tras realizar la denuncia correspondiente, Belén concluyó: “NO TENGO CULPA DE NADA. Ni esto ni ninguna palabra, gesto o acercamiento debería existir. Es violento. Esto no debería existir”.

Seguir leyendo:

“Donde no hago pie”, cuando el infierno de denunciar un abuso sexual se convierte en literatura

Otra empleada de Andrew Cuomo lo señala por acoso sexual: ya acumula seis denuncias

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment