El campo no cree en la palabra del Presidente y estima que las retenciones aumentarán

retenciones
Imagen: Tactius.

El 80% de los productores agropecuarios considera que el Gobierno aumentará las retenciones o incrementará las restricciones a las exportaciones del sector; a la vez que no cree en la palabra presidencial y estima que Alberto Fernández busca identificar al campo como culpable de la inflación.

Así lo reflejó la última encuesta realizada por Amplificagro, donde el 80% de los encuestados aseguró que es altamente probable que el Gobierno implemente un aumento de retenciones o un cierre de exportaciones en el corto plazo, en caso de que persista la inflación. Solamente el 8,7% consideró baja esa posibilidad.

El estudio contó con la opinión de 456 responsables de decisiones en empresas y establecimientos agropecuarios pequeños, medianos y grandes, y de las áreas geográficas donde principalmente se ubica el proceso productivo agropecuario.

El relevamiento reflejó también que el 81% de los encuestados sostuvo que las expresiones de Alberto Fernández responsabilizando al campo por la suba de precios de los alimentos, no se condicen con la realidad y que solamente busca identificar un culpable a través de sus dichos.

retenciones

Además, consultados sobre en cuál de todos los eslabones de la cadena de comercialización reside el principal motivo de la inflación en los alimentos, el 82% de los encuestados dijo que en el Estado, vía la elevada presión impositiva; en la comercialización el 12%, el transporte un 1,8% y la industria un 0,6%.

El 85,6% respondió que la vigencia de ‘reglas claras’ sería el factor que más impactaría en el desarrollo del agro.

Incertidumbre al momento de tomar decisiones

Los resultados de la encuesta comentada, se condicen con la apreciación que sobre la actualidad del sector tiene la prestigiosa consultora Zorraquín + Meneses. “Ciertas variables importantes que hacen a la actividad aparentaban normalizarse y hasta se volvieron alentadoras, como las lluvias o los precios internacionales, pero el contexto político y económico de Argentina diluyeron su impacto positivo”, dice su último informe.

Afirma el mismo que cuestiones como las amenazas del Poder Ejecutivo de aumentar retenciones y la fijación de cupos de exportación, la avanzada del oficialismo culpando al campo por la inflación en los alimentos y los reclamos de los transportistas bloqueando los puertos “son todos factores que, sumados al preocupante marco macroeconómico, tiñen de incertidumbre cada decisión”.

El año del “recalculando”

Dicen Alejandro Meneses y Teo Zorraquín que este “será un año donde el ‘recalculando’ estará en la mesa de decisiones varias veces” a partir del extenso abanico de preguntas que se centran en los empresarios del sector.

Se refieren a saber si se mantendrá el precio de los granos, cómo puede afectar a la carne y la leche el intento de desacople de precios pretendido por el Gobierno y el posible aumento de las retenciones, si conviene financiarse en pesos o dólares o si es ventajoso adelantar la compra de insumos o cambiar maquinaria, entre otras dudas.

Financiación: dos mundos paralelos

Dice el informe que para “para el agro argentino existen dos mundos paralelos de acceso al crédito” y detalla que una empresa pyme que no tenga más del 5% de la soja o el trigo producido en stock, puede acceder a créditos a tasas “baratas” del orden del 30% al 35%, mientras que las empresas más grandes o que no cumplen esa condición mencionada de soja y trigo, las tasas están en el orden del 50% anual.

retenciones
Imagen Tactius

Si a esto se suma que las tarjetas agro difícilmente bajan de un interés del 40% anual; que las empresas que comercializan insumos (agroquímicos y semillas fundamentalmente) permiten pesificar la compra pero enfrentan tasas del orden del 50% anual; y que algunos exportadores adelantando dinero a clientes contra el compromiso de entrega de mercadería con tasas del orden del 12% anual en dólares, la conclusión del informe es que “no se ve nada disponible o atractivo para financiamiento a largo plazo para inversiones o para reperfilamiento de pasivos, salvo en empresas muy grandes”.

Entre baja y muy baja intención de invertir

Una muestra clara del futuro incierto que afronta el sector agropecuario, la da el resultado de la encuesta de Amplificagro en cuanto a cuál es la predisposición de los productores a invertir en maquinaria agrícola, vehículos y tecnología.

El gráfico indica claramente que un 54,5% de los encuestados mostraron intención entre “baja” y “muy baja” para invertir en Maquinaria Agrícola.

En el caso de Vehículos, ese porcentaje se eleva al 58,8%, muy similar al 58,6% determinado para el rubro Tecnología.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment