Intensa búsqueda de una mujer trans que lleva casi un mes desaparecida: dejó su celular en su casa y nunca regresó

Sara Javiera Morduhay
Sara Javiera Morduhay tiene 39 años y está desaparecida hace más de tres semanas

Sara Javiera Morduhay lleva tres semanas desaparecida. La última vez que sus familiares tuvieron contacto con ella fue el 28 de enero. Fue a través de una llamada telefónica, una charla “normal” en la que no hubo ningún indicio fuera de lo común.

Desde ese día, Sara no atendió atendió más su celular. Tras varios días sin noticias, sus amigas se acercaron hasta su casa, donde tampoco tuvieron ninguna respuesta. Hace una semana, el 17 de febrero pasado, sin embargo, una tía de ella recibió un correo electrónico en el que decía que estaba “todo bien” y que iba a estar ausente algunos días. Tiempo antes, había hablado de ir a “una quinta”, sin dar más explicaciones o una ubicación.

Así, Sara, -de 39 años que trabaja hace al menos una década en el área de informática y sistemas- sigue sin aparecer. En su departamento del barrio porteño de Belgrano, donde trabajaba bajo la modalidad home-office no quedó nadie: adentro dejó su celular conectado a su cargador.

Sara, quién había iniciado recientemente su transición, también formaba parte de del colectivo feminista Mala Junta-Poder Feminista, la organización que en los últimos días comenzó con la difusión de su búsqueda a través de las redes sociales.

Según explicaron desde su entorno a Infobae, Sara no tenía pareja, ni tampoco parientes fuera de la ciudad de Buenos Aires. “No se sospecha nada”, explicaron. Lo mismo aseguran fuentes cercanas al caso a este medio en los tribunales: no existe hasta ahora una hipótesis firme sobre qué pasó. La búsqueda ya está en la órbita de Justicia. La denuncia fue radicada el domingo pasado ante la Fiscalía N° 35, a cargo del fiscal Ignacio Mahiques.

Que el celular haya quedado en su casa prueba ser un desafío para la división Búsqueda de Personas de la Policía de la Ciudad: no hay antenas o celdas para rastrear su paso.

Sara Javiera Morduhay
El último contacto con su familia ocurrió el 28 de enero pasado a través de una llamada telefónica

De acuerdo a la información brindada por su entorno a los investigadores, Sara es una persona muy retraída y solitaria.

En el último tiempo antes de su desaparición, Sara -que mide aproximadamente 1,75 metros de altura- usaba el pelo corto color castaño oscuro con canas y anteojos redondos de marco fino, como en la foto que fue difundida.

Ante cualquier información, sus allegados solicitaron contactarse al número 11-6557-9333 o directamente al 911.

El temor respecto al paradero desconocido de Sara tiene fundamentos: las personas travestis, transexuales y transgénero en Argentina, de acuerdo a estimaciones realizadas por distintas organizaciones sociales, tienen una esperanza de vida de entre los 35 y 41 años y están altamente expuestas a distintas formas de violencia y discriminación motorizadas por el odio de género.

Alejandra Salazar Villa Travesticidio
Alejandra Salazar Villa, de 54 años, fue asesinada en diciembre pasado en su departamento de Balvanera

El lunes 15 de diciembre pasado, el cuerpo de Alejandra Salazar Villa, una mujer trans de 54 años nacida en Perú, fue encontrado en avanzado estado de descomposición dentro de su departamento sobre la avenida Corrientes al 2200, en el barrio porteño de Balvanera.

Una semana antes, Alejandra había sido asfixiada y estrangulada. Estaba semidesnuda, con una bolsa de nylon que cubría casi completamente su cabeza.

El caso también quedó en manos del fiscal Mahiques, que gracias a un meticulosos seguimiento de las cámaras de seguridad de la zona identificó al hombre que estuvo con la víctima en su casa, Rodrigo Keilis, un joven de apenas poco más de 20 años que dormía en la calle y tras haberse cruzado con Alejandra a la salida de un supermercado, subió a su departamento con la intención de tener sexo. Una semana después, Rodrigo y su tío, que lo acompañaba, fueron detenidos por el crimen en Constitución.

Cuando el joven prestó declaración indagatoria ante el Juzgado N° 10, dio su versión de lo que ocurrió: “Comenzó a decirme que quería que me quede con ella. Yo le dije que no, que me tenía que ir. Ella me pegó y yo la golpeé mal, ella cayó al suelo. Yo empecé a buscar la llave para irme. No la encontraba. De la bronca tomé el televisor y un par de cosas más que ella tenía y me retiré del edificio”. Si bien Rodrigo negó haberla estrangulado, él y su tío quedaron detenidos.

Con información de Federico Fahsbender y Pilar Safatle

Seguí leyendo:

“De la bronca me llevé su televisor”: la trama de mentiras y violencia detrás del brutal travesticidio de Balvanera

Otro brutal femicidio: una joven de 21 años fue asesinada a puñaladas en pleno centro de Villa La Angostura

“Ya maté a dos y puedo matarlos a todos ustedes”: la violencia del femicida que asesinó a un nene y dejó huérfanos a otros cuatro

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment