Lobos en el portal de Telám tras la apertura de industrias y locales

En la edición digital de hoy el periodista Emmanuel Dalbessio escribió en Telám una radiografía de las actividades que comenzaron a desarrollarse esta semana en nuestra ciudad . Télam es una agencia de noticias argentina fundada el 14 de abril de 1945 que funciona como una Sociedad del Estado. Es la mayor agencia de noticias de Latinoamérica y la segunda más importante en lengua castellana.

La ciudad bonaerense se convirtió en una de las primeras localidades en flexibilizar la cuarentena con la apertura de locales de ropa, librerías e industrias. No se incluyeron actividades como peluquerías y manicuras.

La ciudad bonaerense de Lobos se convirtió en una de las primeras localidades en flexibilizar la cuarentena con la apertura de locales de ropa, librerías e industrias, aunque con horarios restringidos y rígidos protocolos que no incluyen las actividades del rubo de estética, como peluquerías y manicuras.

Los comercios de distintos rubros y las principales industrias locales reactivaron sus trabajos el pasado martes, luego del decreto del gobierno municipal que dispuso la apertura de negocios, previo a un protocolo especial a implementarse en cada caso.

“Decidimos la apertura de todos los oficios y profesiones menos el rubro de estética personal, que incluye peluquerías, esteticistas, manicuras y pedicuras y las actividades relacionadas al turismo y deportes al aire libre”, dijo a Télam Jorge Etcheverry, intendente de Lobos.

Etcheverry no descartó que en la próxima fase de la cuarentena dispuesta para mitigar la circulación del coronavirus pueda habilitar el trabajo de esos sectores, aunque aclaró que será siempre y cuando tengan el visto bueno del gobierno bonaerense, como hasta el momento.

Tanto los locales como los profesionales habilitados pueden atender al público entre las 8 y las 18 horas, con un protocolo que incluye cantidad de personas dentro del negocio, el uso de barbijos o tapabocas y mantener la distancia entre clientes.

A las 18, la sirena de los bomberos comienza a sonar, señal de que ya no puede haber personas circulando por la vía pública de Lobos, ubicada a poco más de 100 kilómetros al sur de la Capital Federal, que tiene una población de 45.000 personas y registraba hasta este sábado un único caso de Covid-19.

“Pudimos abrir el martes luego de anotarnos en la municipalidad y que nos envíen un protocolo. Atendemos normal salvo que no pueden ingresar personas en edad de riesgo, embarazadas y menores de un año”, contó a Télam Fabiana, dueña de una mueblería.

En el caso de Andrea, propietaria de una casa de venta de ropa para chicos, la principal medida que tomó fue reducir el ingreso de clientes y solo utiliza uno de los tres probadores que posee.

“Tuve que decirle a alguna cliente que espere afuera porque ya había una persona comprando y por suerte no se ofende nadie. Nos cuidamos entre todos acá”, remarcó Andrea.

Entre los casos más curiosos que se observaron tras la apertura de librerías y casas de electrodomésticos fue que se dispararon las ventas de artículos para que los niños dibujen en sus casas y notebook y suministros de impresoras para que realicen las tareas escolares.

“Ya venía trabajando con delivery pero desde el martes que volví a abrir al público lo que más se vendió fueron cartuchos de impresoras y todo lo relacionado a la pintura como témperas, lápices de colores, crayones y bastidores”, contó a Télam Mauricio, dueño de la librería “Del Comercio”.

Por su parte, Gabriel, encargado de la casa de electrodomésticos Nuevas, dijo que desde que se inició la cuarentena “se vendieron más de 15 notebook e impresoras y cerca de 80 televisores”.

El comerciante aseguró que esto se debe a que las personas están en sus casas y que los niños necesitan la computadora para realizar las tareas escolares.

Hugo Goya, dueño de la empresa Maderera Lobos, que emplea a 48 personas, sostuvo que antes del ingreso de cualquier vehículo al predio se realiza un proceso de desinfección.

“Trabajamos con clientes en 75 localidades bonaerenses por lo que es necesario lavar con lavandina y agua cada vehículo y los choferes después de hacer cada entrega se tienen que lavar las manos con alcohol en gel porque las cabinas de los camiones son como su casa”, detalló Goya.

En los dos ingresos habilitados para entrar a Lobos hay controles y los vehículos deben pasar por una especie de arco que lanza un preparado que sirve para desinfectarlos.

Desde el gobierno municipal indicaron que a partir del lunes próximo, “todo proveedor que ingrese a Lobos deberá dirigirse a la terminal local donde se le tomará la temperatura, se le preguntarán los datos para saber quién y desde dónde ingresa y se lo someterá a un proceso de desinfección.

Por Emmanuel Dalbessio

Fuente: Telám

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: