COLUMNA DE OPINIÓN: PARO Y MOVILIZACIÓN, CRÓNICA DE OTRO DÍA COMPLICADO PARA LA GESTIÓN M

Cómo ya es costumbre en estas fechas  los argentinos nos preparamos para otra jornada febril de paro y movilización.
Organizaciones sociales y sindicatos llevan adelante una nueva medida de fuerza contra el gobierno de Mauricio Macri.

Si bien el gobierno buscó moderar el impacto del paro dictando la conciliación obligatoria en gremios relacionados con el transporte, es otro golpe a un muy debilitado gobierno nacional.
El  paro, al cual no adhirió la CGT, llega en unos de los peores momentos políticos y económicos de la administración de Cambiemos.

El deterioro de las variables económicas que obligó al gobierno a recurrir a medidas que contradicen a claras luces los paradigmas en los que cree, cómo los controles de precios que buscan amortiguar los  efectos de una inflación indomable.

A la gestión M se les fueron de las manos todas las variables, y aunque intente aparentar fortaleza y estabilidad todos sabemos que la situación actual es consecuencia de los errores garrafales que ha  tenido en materia económica.
Los discursos de los referentes sindicales criticaron duramente el rumbo económico y acusó al gobierno de ser el artífice de los males actuales de la economía, lo cual a grandes rasgos es cierto. Ahora bien, si analizamos la connotación política del paro, aparece la raíz partidista, cómo es natural, pero tenemos que poner en la lupa algunos puntos que no podemos soslayar en nuestro análisis.
Desde 2011 a esta parte Argentina esta en una recesión que parece no tener fin, lo cual se debe a  muchos factores, entre ellos, algunos de los oradores que estuvieron en el acto tienen mucho que ver. Por ejemplo el señor Pablo Moyano está acusado de manejar su gremio con amenazas y extorsiones, ese tipo de prácticas  contribuyen a que exista distorsiones  en el mercado laboral y a que haya un 10% de desempleo, los sindicatos son unas estructuras que defienden mucho más a los partidos políticos que a los trabajadores, además tienen un discurso absolutamente anacrónico, que aleja la discusión sobre el trabajo del eje que debería tener y no plantearse; ¿La estructura laboral argentina está preparada para los  cambios que está experimentando el mundo del trabajo?, ¿Cómo aumentar la productividad?, ¿Cómo lograr una economía sea más  competitiva?.

Nada de esto se discutió, en  una    jornada donde hubo decenas de detenidos por destrozos… simplemente una nueva jornada de movilización.

También te puede interesar...

Leave a Comment