200 patrulleros de la Policía de la Ciudad sumaron un nuevo sistema de grabación para ayudar a monitorear el cumplimiento de la cuarentena

Patrulleros de la policía porteña con sus barbijos.
Patrulleros de la policía porteña con sus barbijos.

La Policía de la Ciudad comenzó a incorporar a sus patrulleros un nuevo sistema de grabación de video que permite hacer un seguimiento en tiempo real de lo que ocurre en las calles, desde sus Centros de Monitoreo Urbano conecta a más de 9200 cámaras en todo el territorio porteño.

La iniciativa busca asegurar el cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio que se dispuso a raíz de la pandemia del coronavirus. Y más allá de esta situación particular, esta tecnología permitirá mejorar el control policial en las calles de la Ciudad, aún cuando pase este período de cuarentena, aseguraron fuentes del Ministerio de Seguridad porteño

El sistema está conformado por ocho cámaras instaladas en el vehículo: siete externas (seis de ellas fijas y una móvil), así como una interna orientada hacia el asiento trasero.
El sistema está conformado por ocho cámaras instaladas en el vehículo: siete externas (seis de ellas fijas y una móvil), así como una interna orientada hacia el asiento trasero.

Ya hay 200 patrulleros que cuentan con este sistema de grabación que consiste de ocho cámaras instaladas en el vehículo: siete externas (seis de ellas fijas y una móvil), así como una interna orientada hacia el asiento trasero. De este modo se busca dar una cobertura total del área por donde circula el patrullero.

También hay dos micrófonos ambientales ubicados en los extremos del barral lumínico que permite tener registro sonoro de lo que ocurre en el exterior.

Desde el interior, se visualizará en una pantalla las tomas realizadas por las cámaras del móvil.
Desde el interior, se visualizará en una pantalla las tomas realizadas por las cámaras del móvil.

A su vez, el sistema integra un monitor con teclado de operación sujeto a la cabina y equipos de grabación y transmisión que serán accionado por el acompañante en los móviles.

Una vez que el sistema se enciende, la cámara domo del exterior realiza un giro y se conecta al sistema para mostrar el video de las cámaras de ubicadas en el techo de la cabina.

Todas esas imágenes se visualizan en tiempo real en el Centro de Monitoreo, y a su vez quedan almacenadas allí durante 60 días. El personal policial de la central digital podrá evaluar las imágenes en el momento para, si así corresponde, alertar al patrullero de alguna situación que pueda estar ocurriendo en la calle. Es una herramienta más que busca optimizar el monitoreo por parte de las autoridades.

Este sistema se integra a la Red Integral de Monitoreo que cuenta con 9.326 cámaras de videovigilancia en toda la Ciudad, entre las cuales están las colocadas en subte (871); las de AUSA (327) y Tránsito (130). Además, se calcula, hay ocho mil cámaras en dos mil unidades de colectivos.

Todas las imágenes que graban los patrulleros se visualizan en tiempo real en el Centro de Monitoreo, y a su vez quedan almacenadas allí durante 60 días.
Todas las imágenes que graban los patrulleros se visualizan en tiempo real en el Centro de Monitoreo, y a su vez quedan almacenadas allí durante 60 días.

La red cuenta con dos Centros de Monitoreo Urbano: uno ubicado en Chacarita y otro en 9 de Julio y Corrientes, cuyo objetivo es prevenir el delito en la zona céntrica de la Ciudad. El de Chacarita cuenta con un videowall de 15 metros de alto por tres de ancho compuesto de 48 pantallas de 55 pulgadas cada una como pieza central en su comando desde donde se visualizan y analizan las cámaras ubicadas en diferentes puntos de la Ciudad.

Los primeros 200 patrulleros con las cámaras de seguridad mencionadas anteriormente fueron presentados el viernes pasado por el vicejefe de Gobierno porteño, a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Diego Santilli; el secretario de Justicia y Seguridad, Marcelo D’Alessandro, y el jefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard.

Entre otras cosas, Santilli subrayó que estas nuevas cámaras “leerán las patentes para registrar vehículos con pedido de secuestro, filmar todo lo que ocurre conectándose a la Central de Monitoreo para irradiar cualquier alerta, y también para llegar a aquellas calles en las que actualmente no hay cámaras”.

Seguí leyendo:

Reconocimiento facial en la ciudad de Buenos Aires: cómo es el sistema que ayudará a capturar a los 46 mil prófugos de la Justicia

Google y Apple anunciaron una sorpresiva alianza para ayudar a combatir el coronavirus

Las estatuas y monumentos de la Ciudad de Buenos Aires amanecieron con “tapabocas” caseros

Fuente: InfoBae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: