Dejan de tener curso legal los billetes de $2, se podrán depositar en bancos

Con el cierre de abril finaliza el período de aceptación por parte del comercio del billete que dio a luz hace 25 años. Entonces equivalía a USD 2; Desde el 1 de mayo sólo se aceptará como medio de pago la versión metálica

La autoridad monetaria recordó que ayer 30 de abril era la última fecha hasta la cual ningún comercio podía negarse a aceptar como medio de pago el billete de dos pesos.

Sin embargo, aclaró que “hasta el 31 de mayo se podrán canjear los billetes de 2 pesos en cualquier sucursal bancaria, por monedas u otros billetes o depositarlos en una entidad hasta esa fecha”.

Y estableció: “Todos los bancos del país tienen la obligación de recibir estos billetes y cambiarlos, tanto para sus clientes como para quienes no lo son”.

 “Todos los bancos del país tienen la obligación de recibir estos billetes y cambiarlos, tanto para sus clientes como para quienes no lo son, hasta el 31 de mayo”

El clásico papel con la imagen de Bartolomé Mitre se pudo canjearse por monedas en cualquier sucursal bancaria del país hasta el pasado viernes 27 de abril. Pero, en los  hechos, desde entonces pasó a ser un viejo papel pintado sin validez para transacciones comerciales. “Serán desmonetizados; es decir, dejarán de ser considerados dinero“, indicó la entidad.

De todas maneras, los tenedores de esos billetes que nacieron con un valor de compra equivalente a USD 2 y hoy no alcanzan para adquirir 10 centavos de dólar, podrán concurrir a las casi 5.000 sucursales bancarias de todo el país para su cambio por monedas o, en cantidad por otros billetes de mayor denominación, tanto para sus clientes como para quienes no lo son.

 Se fijó el 31 de mayo como último plazo para canjear los billetes de $2 en cualquier entidad bancaria. Se mantiene el poder cancelatorio de las monedas de dos pesos

Monedas para todos

El Banco Central asegura que “viene proveyendo monedas de $2 en forma directa a empresas, cámaras comerciales y cualquier otro interesado mediante la entrega de tambores con 100.000 monedas (fraccionadas en 200 bolsas de 500 unidades), pagadas a través de transferencia bancaria”, para facilitar el canje.

Emitidos por primera vez en 1992, al año de la puesta en vigencia del Plan de Convertibilidad que ideó el entonces ministro de Economía, Domingo Cavaallo, se estima que llegaron a sumar en circulación más de 400 millones de billetes de $2, pero con la pérdida de valor no fueron pocos los que utilizaban con fines caraturezcos.

“Por tratarse del billete de menor denominación, ha sufrido un deterioro más veloz que el resto del papel moneda. Esta dificultad se solucionará con el reemplazo por monedas, cuya vida útil es muy extensa”, resumió la autoridad monetaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: