Coctel explosivo: caída del consumo y aumento de tarifas

La combinación de los aumentos desproporcionados de las tarifas energéticas y la caída de las ventas, viene dando a vecinos, comerciantes, pequeños empresarios, y dirigentes sindicales locales, en ciudades del interior bonaerense, un creciente protagonismo en la organización de la protesta social, que la dirigencia en general a nivel nacional ha resignado.

Caída del consumo con aumento de tarifas: un coctel explosivo que se da en la mayoría de las ciudades del interior bonaerense. Foto El Norte/InfoGEI


El descomunal aumento de las tarifas energéticas, que el vocablo “tarifazo” ya no alcanza para dimensionar la escala alcanzada, comenzó en estos días a impactar en el interior bonaerense, territorio donde en las últimas elecciones, Cambiemos hizo la diferencia que le permitió, aunque por pocos puntos, imponer su modelo de ajuste sobre el otro de “Estado de Bienestar”, que con mayor o menor acierto, impulsaba la anterior gestión.

Se necesitarían varias notas para dar testimonio de lo que está ocurriendo en los distritos del interior bonaerense, sólo con el tema tarifas, que impacta a todos los sectores de cada una de sus comunidades, que los medios locales no soslayan, como si lo hacen la mayoría de los medios gráficos y televisivos porteños que sostienen el modelo de ajuste que llevan adelante los gobiernos nacional y provincial.

Ahora, la historia vuelve a repetirse en la otrora ciudad del acero con una diferencia, ya que esta vez no hay compra de autos para remis, ni alquiler de locales para poner quioscos, que allá en los 90, permitieron por un tiempo paliar la situación que dejaron los despidos “voluntarios” en Somisa.

Hoy en San Nicolás la historia vuelve a repetirse ya no de la mano del fallecido ex ministro de Trabajo, Jorge Alberto Triaca, cuyo hijo hoy se ocupa de dar continuidad a su legado, sino de otro miembro del actual gobierno nacional, “Juanjo” Aranguren, como afectuosamente lo llaman sus colegas, CEOS de las multinacionales de energía.

En efecto, la política cuasi confiscatoria de los tarifazos, hoy muestra al microcentro nicoleño, con “poca gente en los comercios”, y la proliferación de locales con carteles de “se alquila” o “liquidación por cierre”, según consigna el centenario diario El Norte de esa ciudad.

Testimonios coincidentes

En diálogo con dicho medio, varios comerciantes coincidieron al resumir las causas de esta situación: “Aumentan, las tarifas, los alquileres, los salarios de los empleados, los impuestos, etc. Y las ventas siguen estancadas, con lo cual el margen de rentabilidad se achica cada vez más”, explica Antonio Ponte, titular de la Cámara de Comerciantes del Microcentro.

“Si la gente tiene que pagar más cara la luz, el gas, la nafta, etc, entonces tendrá menos dinero para consumir bienes y productos”, señaló María, propietaria de un local de venta de indumentaria femenina.

La histórica casa de venta de indumentaria masculina «Beltramo le viste» cerró sus puertas y alquiló el local a otra firma, en atención al escenario antes descripto. Beltramo fue uno de los comercios más tradicionales de la ciudad, que desde 1949 vistió a varias generaciones de nicoleños, señala El Norte.

Manuelita a oscuras

Este jueves la ciudad de Pehuajó, cabecera del distrito del mismo nombre, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, quedó totalmente a oscuras cuando a partir de las 20 y por varios minutos, vecinos, comerciantes y hasta el propio municipio con el alumbrado público, apagaron las luces en protesta contra los tarifazos.

La medida, impulsada por la Cámara de Comercio local, se llevó a cabo en coincidencia con la marcha de las velas realizada en la Ciudad de Buenos Aires, y en varios puntos de la provincia y el país.

Protesta creciente

InfoGEI viene dando cuenta de las formas organizativas que desarrollan, vecinos, comerciantes y empresarios de pequeñas industrias, de ciudades como Luján, Capilla del Señor y Saladillo, ante la falta de liderazgos a nivel nacional para conducir democráticamente la protesta contra el tarifazo.

En tal sentido, justamente a raíz de los prolongados “cuartos intermedios”, mediante los cuales desde hace más de un año la CGT nacional viene postergando la implementación del “Plan de Accíón” definido por el Comité Central Confederal de esa central sindical, son las CGT regionales las que comenzaron a implementar acciones concretas, que a esta altura exceden la situación de los trabajadores.

Como ejemplo de esta actitud, bajo la consigna “Mar del Plata no aguanta más”, la CGT Regional de esa ciudad acaba de convocar para el próximo jueves 3 de Mayo, a una marcha para frenar los tarifazos, es decir, su dirigencia decidió ponerse a la cabeza de la protesta, tal como viene ocurriendo con la mayoría de la regionales obreras.

Fuente: InfoGEI

,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: