CRISTIAN UMPIERRE : CAUSA DE LA OBRA PÚBLICA: CFK ENFRENTARÁ A UN TRIBUNAL

Cristina Kirchner, Julio De Vido. Foto Archivo

Finalmente el juez federal Julián Ercolini elevó a juicio la causa que investiga el desvío de fondos de la obra pública que tiene a la ex Presidenta y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner en el banquillo de los acusados. La hipótesis que los fiscales Gerardo Policitas e Ignacio Mahiques es que desde el ministerio de planificación se adjudicaban obras a empresas que alquilaban las habitaciones de los hoteles de la familia Kirchner en la provincia de Santa Cruz.

CFK compartirá el banquillo con más de veinte personas acusadas de integrar una “asociación ílicita”. Entre los acusados que acompañan a la legisladora se encuentran los exfuncionarios K, Julio De Vido, José Francisco López, y el empresario santacruceño Lázaro Báez, actualmente detenidos. El elevamiento a juicio se produjo después de que se venzan los plazos para pagar una demanda que vialidad nacional realizó. El organismo le reclama a la ex Presidenta 22.500 millones de pesos, por las obras otorgadas a Báez que él no hizo, no terminó o hizo mal. Es una de las múltiples acusaciones de corrupción que presuntamente se produjeron durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015), en el 2017 el juez Claudio Bonadio le dictó la prisión preventiva a CFK por la causa que investiga una supuesta “traición a la patria” por la firma del acuerdo bilateral conocido mediáticamente como “memorándum de entendimiento con la república islámica de Irán”. La resolución del magistrado se efectuó días después de que CFK asumiera como senadora y los fueros impidieran que quedara detenida en un país que cuenta con más del 60 por ciento de presos sin condena, la justicia aparentemente usa diversas nomenclaturas para aplicar el concepto de “igualdad ante la ley”, un funcionario político con fueros, lo cual es anacrónico los fueros a funcionarios se incorporaron en la constitución de 1853 para evitar persecuciones políticas, hoy no son más que un mecanismo de evasión a la justicia que la fraternal corporación política usa para cubrirse salvando raras ocasiones.

Sin lugar a dudas un flagelo como la corrupción (siempre lo es sin distinción de banderas político-partidaria), ha dado y va dar para escribir miles de notas periodística, pero hasta que no haya un cambio de paradigma jurídico, político, legal y social vamos a ser testigos indefectiblemente de estos sucesos, en Argentina no existe la corrupción como figura penal esto es una muestra de que hay cosas que deben cambiar, si no queremos que todo se reduzca a temas de agenda periodística y para eso debe haber un acuerdo que no se circunscribe a la justicia sino a la sociedad en su conjunto y de esa manera se podrá combatir la corrupción y sólo así realmente… “será justicia”.

Cristian Umpierre

 

, ,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: