ABORTO: UNA POLÉMICA ABIERTA


Días antes de inaugurar el año legislativo, el presidente Mauricio Macri habilitó el tratamiento de la despenalización del aborto. Por séptima vez esta intricada cuestión busca tratarse en el congreso, y debido a la naturaleza por demás compleja de este tema se abrió un álgido debate del cual participan diversas voces que esgrimen argumentos a favor y en contra.

Sectores feministas están presionando para que el proyecto sea debatido, en una sesión extraordinaria, el próximo 8 de marzo día en el que se conmemoran el día internacional de la mujer, lo que se busca es que la práctica del aborto sea libre, no punible y gratuito en los hospitales públicos. La complejidad de este asunto con una enorme multiplicidad de aristas y qué compete a varios ámbitos médico, religioso cultural e incluso filosófico, ya que quienes detractan esta iniciativa argumentan que al interrumpir un embarazo se está poniendo fin a una vida qué ya inició, desde un punto de vista científico la biología concibe al embrión como tramo inicial de la vida, aunque el concepto de vida humana es mucho más amplio que una mera definición biológica, la vida se forma con el transcurrir de tiempo, antes de la semana nro. 14 no están formados ni el cerebro, ni el sistema nervioso.
Por otra parte quienes promueven la medidas abogan por el derecho de la mujer a decidir ser madre y acabar con una práctica que se practica de modo ilegal y que pone en riesgo la vida de las mujeres que por diversas causas deciden abortar. Existen paradojalmente un dato que a la luz de este debate resulta llamativo, en aquellos países en los que se ha legalizado la cantidad de aborto es menor que en Argentina.

También hay que mencionar que en Argentina hay muy pocas campañas que fomenten la utilización de métodos anticonceptivos que prevengan embarazos no deseados, ya que la educación no es vertida en todos los sectores socioeconómicos, por lo general las mujeres que mueren pertenecen a los extractos sociales más bajos.

No obstante la discusión está en auge. Veremos si tanto la clase política, los diversos actores que intervienen en esta controversia, así como la sociedad en su conjunto, son capaces de abordar esta discusión y estar a la altura de este polémico pero necesario debate acallado durante muchos años y al cual la argentina debe enfrentarse en pos de brindar una solución que por mucho tiempo se buscó a una problemática que como sociedad debemos dejar de evadir.

Cristian Umpierre

, , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: