MARCHA: DESPUÉS DEL “21F”

Tras la multitudinaria demostración de poder, disfrazada de protesta de trabajadores, organizada por el pendular líder sindical Hugo Moyano quedan varias aristas para analizar.
Desde una concepción política el sindicalismo busca ponerse en la vanguardia de la oposición a Macri y a modo de defender la privilegiada posición qué han sabido conseguir y gracias a la cual algunos sindicalistas se han enriquecido.
“No tengo miedo de ir preso” dijo Moyano en medio de un discurso plagado de improperios y en extremo autorreferencial.
En un fallido intento de citar al nobel de literatura mexicano Octavio Paz (1914-1996), demostró que su única fortaleza discursiva consiste en gritar.
Otro aspecto que dejó en evidencia el zigzagueante trayecto de “Don Hugo” es la presencia de “celebres” figuras de la política argentina cómo Máximo Kirchner, Aníbal Fernández y otros personajes con los que supo estar muy enfrentado, no los une el amor… entonces nos preguntamos: ¿Qué los unirá, el espanto o las causas judiciales?.

,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: