Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil: 15 señales para estar atentos

Cada año se diagnostican a alrededor de 1.270 chicos con esta enfermedad; muchos llegan con diagnósticos avanzados por desconocimiento de los padres.

La prevención no es menos importante que el tratamiento. A la hora de lidiar con una enfermedad hay que estar atentos a todo: a los síntomas, a los tiempos y a los tratamientos recomendados.

Hoy es el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil, que fue fijado en 2001 en Luxemburgo con una intención clara: sensibilizar y concientizar a la comunidad sobre la importancia de esta problemática y de la necesidad de un diagnóstico inmediato y de un tratamiento adecuado.

Por eso, es importante estar informados y consultar ante cualquier síntoma que aparezca. Sin dudas, el conocimiento es una de las mejores herramientas a la hora de dar batalla.

Según el médico especialista en Oncología Alejandro Turek, algunas de las señales que podrían indicar que algo no anda bien son:

el cansancio extremo
la palidez de piel y mucosas
la fiebre
los sudores nocturnos
la pérdida de peso sin razón aparente
el aumento de tamaño de los ganglios
los cambios en los ojos
la sensación de plenitud luego de ingerir escasa cantidad de alimentos
la inflamación y/o dolor abdominal
la tos persistente
la ronquera
la dificultad respiratoria
el dolor óseo o muscular intenso
los vómitos
el dolor de cabeza que dura más de lo habitual

El cáncer infantil en el país
Según el Registro Onco-pediátrico Hospitalario Argentino, cada año se diagnostica cáncer a alrededor de 1.270 chicos con una tasa de incidencia de 124 por millón. Los tumores más frecuentes en menores de 15 años en la Argentina son las leucemias agudas (30-40%), los tumores cerebrales (20%) y los linfomas (13%).

El aumento en la sobrevida (65% en la Argentina según estadísticas oficiales) de los niños con cáncer se debe al diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral del paciente en servicios especializados.

Sin embargo, los niños aún llegan al diagnóstico con tumores avanzados, cuando las posibilidades de curarlos son más difíciles. Además, según cada tumor, estos niños necesitan distintos niveles de complejidad diagnóstica y terapéutica la cual no se encuentra accesible de igual manera en todas las regiones del país.

Es importante informarse al respecto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: