TIROS Y MUERTES EN LA CALLE: CONSECUENCIAS DEL FRACASO DE LA JUSTICIA Y EL ESTADO

El episodio protagonizado por el oficial Chocobar, al que también podríamos añadir lo ocurrido en el microcentro porteño, deja en evidencia la problemática existente en torno al combate del delito históricamente sin resolverse y que sigue dejando muertes.

En el caso denominado mediáticamente “caso Chocobar” un policía llamado Oscar Chocobar mató a un delincuente que apuñaló a un turista. Juan Pablo Kukke de 18 años era un joven que había tenido antecedentes en la justicia de menores e incluso estuvo internado en un instituto por problemas de drogadicción, salió después de cumplir la mayoría de edad ¿rehabilitado?, es una pregunta interesante, lo cierto es que a Kukke le encontraron un arma blanca que sería coincidente con la que usaron para atacar al turista norteamericano y al intentar escapar Chocobar le tiró y dos disparos lo alcanzaron, matándolo.
Ahora bien como no podía ser de otra forma, este caso abrió una gran controversia entre quienes victimizan al delincuente abatido y quienes defienden el accionar del policía, en medio de la acostumbrada y por momentos bochornosa utilización mediática y política del caso, pues oír a una madre que perdió a su hijo y a un hombre que tuvo que matar a alguien en principio cumpliendo su deber es una espetacularización vomitiva e inconducente, o que el ejecutivo nacional tome partido en forma tan abierta por una de las partes, solo para tomar postura sobre una delicada cuestión de cara a la sociedad, en vez de tomar medidas para solucionar o al menos mitigar una problemática social que desde hace mucho tiempo se ha incrustado en Argentina y que los sucesivos gobiernos han relegado como lo es la inseguridad, resulta penoso y siembra un peligroso antagonismo, el gesto del presidente de recibir a Chocobar se podría interpretar de forma temeraria e influir en la decisión de la justicia en cuya exclusiva competencia está este asunto. El gobierno está para implementar políticas que den solución a un problemática que empeora con el tiempo y que requiere soluciones de fondo que parecen, lamentablemente, nunca llegar.

Para LobosNews: Cristian Adrian Umpierre

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: