CUESTIÓN MAPUCHE: ¿RECLAMO HISTÓRICO O INTERESES POLÍTICOS?


El crimen de Rafael Nahuel de 22 años, ocurrido en Bariloche es otro episodio de la descontrolada cuestión mapuche.
En el último tiempo se ha reavivado el conflicto con esta comunidad y este fenómeno ha ido ganando trascendencia a medida que ha cobrado gravedad.
La escalada de violencia ha ido creciendo, desde cortes de rutas, a ataque a las fuerzas de seguridad.
El tema mapuche pasó a un primer plano a raíz del penoso caso Maldonado, la desaparición y el posterior hallazgo sin vida del artesano puso en el eje mediático esta problemática.
Uno de los aspectos destacados es la existencia de grupos armados,
en Argentina el más conocido es la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) cuyo líder, Facundo Jones Huala, un joven detenido en Ezquél acusado de incendios y actos vandálicos, la consigna de estos grupos armados (que no representan a todos los miembros de dicha comunidad), es la creación de una “nación mapuche” pero ¿tienen derechos?, si bien la reforma constitucional de 1994 reconoce a los pueblos “originarios” y a sus derechos como pueblos “preexistentes” esto no es aplicable a los Mapuches ya que no son originarios de nuestro territorio. No obstante los acontecimientos que recientemente han ocurrido relativos a esto, fueron y son funcionales a una oposición que busca demonizar a un gobierno que tanto en esta, como en otras cuestiones, reacciona a destiempo. Mientras la situación se agrava y la violencia aumenta en un conflicto en el cual no se avizora una solución por la cual abogamos dentro del marco legal que debe regirnos e igualarnos a todos para lograr la convivencia pacífica a la que todos aspiramos.