De Vido: La justicia y sus mañas

Julio De Vido detenido

La detención del exministro y actual diputado Julio De Vido ha sido el tema central de la semana pasada, el exministro de planificación acusado de administración fraudulenta y malversación de fondos públicos, entre otras causas, fue desaforado y detenido el último miércoles. Lo cual es sin dudas un suceso acorde con los resultados de las últimas elecciones, los jueces argentinos parecen tener un magnífico sentido del olfato y de adaptación, si hay que sobreseer se hace con la misma prontitud o lentitud que se dicta la prisión según convenga, nuestros amigos los jueces parecen ser oficialistas… siempre oficialistas. Esto viene de larga data, en los 90´ fue motivo de conmoción pública el recordado episodio de ´”los jueces de la servilleta” durante la presidencia de Carlos Menem quien fue detenido con “prisión” domiciliaria en una lujosa quinta en 2001, cuando ya no era presidente, al igual que De Vido que va preso ahora que ya no es ministro.
En este contexto nos piden creer en la justicia, una justicia qué en vez de ser independiente del poder político es funcional a él y que si en el actual gobierno, un funcionario es corrupto…en diez años se lo juzgará. Si queremos que no haya más de estos casos necesitamos que las penas sean ejemplificadoras, ¡que robar en el Estado no salga tan barato!, porque la corrupción nos está saliendo muy cara todo el resto de los Argentinos, en Once costó 51 vidas y es sólo un ejemplo. Aun siendo descubierto y condenado es negocio, De Vido va estar, con suerte, tres años preso y después vivirá siendo millonario, pero las vidas de Once no vuelven más. Y también que los jueces juzguen culpabilidad o inocencia no poder político. Y qué el Presidente, el Ministro y el carpintero sean iguales ante la ley.

, ,