FRANCO CARDEÑA, EL NIÑO QUE DESCUBRIÓ LOS COLORES GRACIAS A LA SOLIDARIDAD DE UN VECINO, CONOCIÓ LA CANCHA DE BOCA

IMG_8519

IMG_8508

Es conocida la historia de Franco Cardeña (10), el niño de nuestra ciudad que está viviendo una experiencia única para él, y que quizás sea común para el resto de la gente: ver los colores de todo lo que lo rodea, tal cual como son en la realidad. Karina García, su mamá, nos comentó: “Desde el 2 de septiembre que Franco tiene los lentes, fue producto de una donación de un vecino anónimo de Lobos, que fue como un ángel para nosotros. Nunca imaginábamos que el caso de Franco iba a tener tanta repercusión, mi hijo además de detener daltonismo tiene astigmatismo, por lo cual están graduados en función al aumento de los cristales. Nosotros respondimos a la primera nota que se ocupó del tema, que fue de Canal 13. Pero no nos esperábamos que alcanzara tanta notoriedad. Como Franco necesitaba anteojos de visión única, no progresiva, el costo fue menor al esperado, 500 dólares. Había otros de 850 dólares. Queremos agradecer a la óptica de Cecilia Ortigosa que nos asesoró, y a la Dra. Alejandra Letiz que nos hizo las recetas”.

Explicó Karina que: “Desde que pedimos los anteojos para que llegaran al país, hasta que finalmente los tuvimos, pasó bastante tiempo, porque iniciamos el tramite en junio, cuando Franco se había fracturado un dedo del pie”.

Añadió la mamá de Franco que: “El veía los colores de un modo distinto, sólo lo puede describir la persona que padece daltonismo. Franco es rubio y pensaba que tenía el pelo verde, el cielo lo veía rosa, todo diferente (…) Por suerte, los anteojos no requieren mucho cuidado, vienen con un paño especial, no se pega el polvo, ni se rayan”.

Dijo asimismo, que: “No sabía que el sueño de mi hijo era conocer la cancha de Boca, él solo me lo dijo, la gente de la Peña de Lobos se portó muy bien con nosotros, estamos muy agradecidos porque el viernes pasado, Franco pudo conocer la Bombonera y llevarse una camiseta firmada por los jugadores”.

Franco va a la Escuela Primaria 37, en 5º grado “A” turno mañana, y su maestra es Alejandra Eroles. Por su disminución visual, se sienta lo más cerca posible del pizarrón, y la maestra le escribe los ejercicios con una letra más grande para que él la pueda ver mejor”.

Franco estaba muy contento porque nos comentó que en la última prueba que le tomaron, se sacó un 9 en Matemáticas, y confesó que la materia que menos le gusta es Ciencias Naturales. “Aprobé todos los exámenes, menos una lección oral que no hice tiempo para poder estudiar”, dijo el niño.

Miguel Ojeda, Presidente de la Peña de Boca Juniors, sostuvo: “Nosotros quisimos compartir el sueño de Franco, que era conocer la Bombonera y a los jugadores. Todo se fue dando paso a paso, utilizamos los caminos institucionales, desde la Peña de Lobos nos llegó la noticia de un periodista local del deseo de este niño de ver los colores de Boca como los ven los demás chicos, con los anteojos que cuenta actualmente lo puede ver como cualquiera de nosotros. Nos contactamos con el Intendente, con el Vicepresidente de Boca, y así entre todos logramos que Franco pudiera cumplir su sueño”.

Este niño, a quien el gesto solidario de un lobense le cambió la vida, cumplió su sueño: conocer al plantel de uno de los clubes más grandes del país.

“El viaje fue una sorpresa, porque mi mamá me dijo que íbamos a ir al Hospital Garrahan , y yo no tenía ganas, y así fue como cuando íbamos llegando, Miguel (Ojeda) me dice que mire hacia dónde estábamos yendo, y vi la Bombonera. La verdad es que me temblaron la piernas”, dijo Franco, relatando con emoción sus vivencias que seguramente serán inolvidables.