SE REALIZÓ UN EMOTIVO HOMENAJE AL CUMPLIRSE 60 AÑOS DEL FALLECIMIENTO DE ATILIO CATTANEO, EN EL MUSEO “PAGO DE LOS LOBOS”

IMG_6362

IMG_6375

PLN_IMG_6366

PLN_IMG_6369

En el día de hoy (domingo 18/6), se realizó un homenaje en memoria de Atilio Cattáneo, al cumplirse 60 años de su fallecimiento. El mismo tuvo lugar en el Museo “Pago de los Lobos”. Cattáneo fue ingeniero en aviación, diputado por la UCR, y miliar, uno de los precursores de la aviación argentina. Siendo teniente coronel, encabezó un alzamiento contra el Gobierno de facto del Presidente Agustín Justo en 1932. Fue elegido diputado nacional por el radicalismo en 1946, hasta que fue expulsado y debió exiliarse. Cattáneo nació en Lobos, el mayor de tres hermanos, y dentro de sus facetas fue compositor de música, con un tango de su autoría, escribió obras de teatro y ensayos políticos. En la oportunidad, se descubrió una placa en su honor conmemorando el raid “El Palomar-Lobos”, de 1915.

En diálogo con la prensa, Atilio Cattáneo (h), sostuvo: “Estoy contento, y más que nada orgulloso, de pensar que hay gente que sigue recordando estas épocas, y le hace muy bien al país recordar a hombres y mujeres que han brindado su vida para la Patria. En ningún momento a ellos se les ocurrió hacer algo que estuviera fuera del orden de la Ley. Es bueno que se recuerde con un humilde homenaje, que han existido ciudadanos que hicieron grande este país. Mi padre era un hombre amiguero, cariñoso, y como fui a un colegio inglés por mi vocación de Ingeniero, cuando tenía algún problema de Matemática iba con él y me ayuda muchísimo. Pero era muy estricto y rígido en otros aspectos (…) El gestor de este homenaje es el marido de una nieta de mi padre, con la inquietud de conocer la historia, y organizó este tributo a mi papá. En política, con él compartí momentos desgraciados, porque tuve que vivir el momento de su exilio cuando siendo Diputado Nacional fue echado de la Cámara. Yo estuve preso dos veces por causas políticas, por desorden en la vía pública a pesar de que con un grupo de amigos fuimos agredidos (…) Una tía mía, hermana de mi padre, fue directora de la Escuela Nº 1 de Lobos (…) No vengo seguido a esta ciudad, pero hoy llegué temprano, recorrí la Laguna y todos los atractivos que tiene, realmente es un lindo lugar para vivir”.

La nieta mayor de Atilio Cattáneo, Ana María Chegara, expresó: “Mi abuelo murió cuando yo tenía un año. Pero su esposa, mi abuela, lo sobrevivió 33 años, por lo cual sé de su personalidad y trayectoria. Cattáneo: hombre, estudiante, hijo, padre, esposo, militar, aviador, diputado… en cada una de sus facetas su entrega fue total, defendiendo todo aquello que significaba justicia, libertad y bien común. Lo más destacado de este hombre, a 60 años de su muerte, es haber sido una persona que desde su juventud contó con un repertorio de ideas claras y firmes, representando una fuente de energía y ejemplo para las generaciones que lo sucedieron. Mi abuelo pasó a la notoriedad por la exposición que su lucha representó, y por los compromisos que enarboló, lo cual nos muestra un posible camino a cada uno, para sustentar nuestro propio compromiso como esperanza”.