VISITÓ LOBOS EL LIC. DIEGO MARTÍNEZ, MIEMBRO DEL CONSEJO GENERAL DE EDUCACIÓN PROVINCIAL

IMG_6292

En conferencia de prensa, luego de las palabras de bienvenida del Secretario Pablo Hasper, los medios locales pudieron dialogar con Diego Martínez, miembro del Consejo General de Educación de la Provincia de Buenos Aires y vicepresidente del organismo: “Agradezco al Intendente, y a todas las autoridades que me recibieron (…) Hoy hicimos una recorrida por varias escuelas para conocer cómo está funcionando el sistema educativo, para tener un contacto con la realidad cercana, dura y cruda con lo que está pasando. Yo recorro escuelas de toda la Provincia, y está claro que hay una situación muy diferencial entre lo que son las escuelas del Conurbano y las del Interior. Si bien Lobos es una ciudad muy cercana a Buenos Aires, conserva el perfil de una comunidad donde la presencia social es muy fuerte, y lo primero que uno le pregunta a los directivos es cómo está funcionando la Cooperadora, la participación de los padres, porque hay autoridades comprometidas y una vida social muy fuerte”.

Sostuvo Martínez que: “Lo que vi fue muy bueno porque además de la Escuela Secundaria nueva que aún no está inaugurada, entregamos mobiliario en la Escuela Especial 502, material muy útil para los chicos que están integrados en el resto de los establecimientos. Aquí en Lobos el sistema educativo público tiene una presencia muy fuerte”.

Y enfatizó que: “La situación complicada que se vive no se puede reducir a la cuestión de las paritarias que se dio este año, creemos que la problemática del trabajo de los docentes es mucho más compleja. Por supuesto que a los directivos les pregunté cómo había sido el funcionamiento de las escuelas en el día de ayer (donde hubo paro) porque me interesaba. Pero por lo que me contaron, en líneas generales hubo actividad, las instituciones no estuvieron cerradas, no obstante lo cual seguimos insistiendo en que lo mejor es el diálogo”.

LAS REFORMAS EDUCATIVAS QUE FRACASAN

Dijo el visitante a Lobos News que: “No hay muchos países en el mundo que en tres décadas hayan llevado adelante tres grandes discusiones sobre educación: el Congreso Pedagógico en el gobierno de Alfonsín, la Ley Federal en el gobierno de Menem y la Ley de Educación Nacional en la gestión de Kirchner. Esto no es común, no hay muchos casos. En general la educación es un bien público, que excede la discusión partidaria, y hay que establecer acuerdos de largo plazo. Pero la Argentina es así, un país muy particular. Entre 1930 y 1983 tuvimos más gobiernos dictatoriales que democráticos, muchas interrupciones en la vida institucional. Dicho esto, nuestra gestión cree que hay que poner en foco en las acciones de gobierno, nuestra Gobernadora en ningún momento planteó reformar la Ley, sino trabajar con los instrumentos que teníamos en el reordenamiento del sistema educativo, y eso es lo que estamos haciendo. Ha habido una serie de propuestas que son públicas, como la del Plan Maestro, en la cual todos los docentes podemos opinar y participar, y pueden discutirse las metas, pero no enfrascarnos en una discusión sobre la Ley”.

Reconoció Martínez que: “Las reformas generan inconvenientes, la Ley Federal fue muy traumática a mi modo de ver, porque uno aspiraría a construir esa reforma con la comunidad, con el consenso. Por supuesto que no es bueno que haya tantas modificaciones. Eso no quiere decir que la continuidad te va a dar buenos resultados, vos podés plantearte nuevas metas. Lo que hoy se discute está planteado por parámetros internacionales, y esos definen dos ejes: la inclusión y la calidad educativa. En la Provincia tenemos un sistema muy inclusivo, muy extendido territorialmente, pero con resultados dispares. Por eso lanzamos la evaluación Aprender 2016, y parte de los resultados ya están a disposición en la página web del Ministerio. La verdad es que me puso triste que algunos docentes se resistieran a ser evaluados, porque yo también soy docente y cuando uno entra a un aula sabe que es un sistema donde se produce una interacción con los alumnos. A mí que me evalúen, me gratifica. Es un error pensar que porque alguien estudió magisterio o se recibió en la Facultad está capacitada para educar, la enseñanza es dinámica. El problema es que necesitábamos mediciones sobre qué estaba pasando en las escuelas, y ello nos permite mejorar la calidad. Si por ejemplo en Lobos las escuelas funcionan mejor que en otro distrito, tengo que apuntar a aquellas que tienen déficit”

“Con respecto a la descentralización que se hizo en los ’90, de transferir las escuelas a la jurisdicción de las provincias, es un dato objetivo. Hoy la educación es administrada por los 24 distritos, y esto requiere de una coordinación, no hay que generar un desfasaje respecto a una provincia y otra. Para ello se reúne mensualmente el Consejo Federal de Educación. Y el Ministerio de Educación de la Nación no administra escuelas pero articula, este es el escenario y hay que continuar en el actual contexto que tenemos”.

RECURSOS ECONÓMICOS Y HUMANOS

“Del presupuesto provincial, el 25 % se destina a educación, y a su vez de esa cifra, el 97 % se destina al pago de sueldos a los docentes. Hoy por hoy, es más fácil pensar en soluciones edilicias que en crear cargos nuevos”.

“Cuando llegamos al gobierno, no sabíamos cuántos edificios teníamos, ni cuántos sueldos pagábamos, porque teníamos un sistema IBM del año 1984 como base informática. Razón por la cual lo primero que se hace cuando se llega es reordenar, y en este objetivo puede haber siempre errores. Y con respecto a las pensiones por discapacidad, ni la Ministra ni el Presidente tienen la vocación de quitarle un beneficio a quien se lo merece. Eso no significa revisar una situación donde ese beneficio se había expandido en forma desmesurada respecto a otras etapas históricas. Por ese motivo es necesaria una revisión, no quitar un derecho que una persona merece por su condición”, concluyó el funcionario.