HASPER SE REFIRIÓ A LOS JUICIOS QUE AFRONTA EL MUNCIPIO Y LE RESPONDIÓ A LA OPOSICIÓN

IMG_6285
En una entrevista con el Secretario de Gobierno, Pablo Hasper, el funcionario se refirió a los juicios que afronta el Municipio y respondió a los conceptos vertidos por la oposición.
Comenzó diciendo Hasper que: “Nadie dijo que el Municipio estaba ajeno a esta cuestión. Salió una nota periodística hace unos días, pero eso no quiere decir que el Municipio no haya estado trabajando en estos juicios, conflictos judiciales que heredamos de la gestión anterior y que entendemos que cuando nos veníamos a hacer cargo de este Gobierno, ello implica todo, lo que había en el debe y en el haber. No dramatizamos ni nos parece algo inesperado. Si el ex Intendente cree que recién ahora nos anoticiamos de estos conflictos, no es verdad. A veces tratamos de no exponerlos, pero no con ánimo de esconder nada, sino para que no se tergiversen cuestiones, y cuando la cosa está judicializada, la realidad es que alguien va a poner luz sobre eso, y esa persona será el Juez. Trato de hablar poco de los expedientes judiciales, porque yo puedo decir una cosa y del otro lado dirán otra. En definitiva, quien lo resolverá será el Juez. Sí tenemos que poner en conocimiento a la opinión pública que el Municipio enfrenta distintos tipos de juicios, entre ellos este. Y si la sentencia puede ser en contra del Municipio por una suma millonaria, sería poco prudente decirlo ahora. Nosotros intentamos resolverlos de la mejor manera, y confiamos que saldrá a favor de la Comuna. Después diremos los grados de responsabilidades que haya habido, de la gestión anterior o actual”.

Añadió que: “La etapa de juicio está en pruebas, donde se presenta una demanda y una contrademanda, siempre los abogados intentan establecer diálogos y negociaciones para ver si se puede resolver, en el medio hay audiencias donde la partes intentan negociar. No sé de dónde salió la cifra de 30 millones de pesos que el Gobierno debería pagar. Lo que puedo decir es que hay muchas partes de por medio, la gestión anterior, la actual, y la empresa. Si esa cifra se hizo pública, no fue de parte mía, porque además estaríamos generando intranquilidad y preocupación en los vecinos. Si el concejal Carriquiry sostiene que, en caso de ganar el juicio el Municipio, con esos fondos la Comuna podría arreglar la calle Echave, es como pagarla dos veces. Yo en su lugar no haría esa declaración, porque es una obra que está destrozada, que no está bien hecha, y lo digo como vecino que la veo, entonces algo o alguien falló. Y eso está más que claro. Se la agarran con la empresa (“Productos Asfálticos), pero no fue ella la que terminó la obra, fue otra. Hubo dos empresas. La realidad es que en toda obra pública hay una autoridad que dice si está bien o mal hecha, que en esta caso fue el Municipio, y es evidente que no fue bien hecha”.

“Yo ahora los veo hablando a los del Gobierno anterior, a los candidatos, metiéndose con temas como éste, cuando a mí la calle Echave me toca transitarla como cualquier vecino y veo que no duró nada, ni tocaría el tema. Ojalá del trabajo que está haciendo Legales, la sentencia sea lo más favorable posible para el Municipio”, fustigó.

EL JUICIO POR LA CAVA DE EMPALME

Respondió el Secretario que: “En cuanto a la cava, en algún momento se firmó un contrato entre el Municipio y el particular, el cual tenía un vencimiento. Luego de eso el Municipio siguió extrayendo tierra de ese lugar, se presentan los herederos y nos demandan a nosotros. Esa demanda es por el uso indebido de la tierra, y terminó en una sentencia que condena a la Comuna a pagar 8 millones de pesos, pero tanto el Municipio como los herederos apelaron, nosotros por considerarla injusta y los sucesores porque consideran al monto insuficiente. Este juicio está en segunda instancia, en etapa de apelación, con lo cual el Juez va a dictar una nueva sentencia, veremos si confirma la de primera instancia o la modifica para alguna de las dos partes. Nuestra expectativa es que si finalmente se falla en contra del Municipio, sea por un monto menor. La primera instancia condenó a la Comuna a pagar una indemnización de $ 8 millones, más intereses y costas”.