EL PERONISMO LOBENSE, FRAGMENTADO, IRÁ RUMBO A LAS PASO CON VARIAS LISTAS

Después de más de 15 años en los cuales se presentó una única lista sin mayores objeciones de parte de la militancia, el peronismo lobense afronta un escenario complejo. En principio, está el FPV, sector denominado del “kirchnerismo duro”, que promueve la candidatura de Martín Carriquiry como primer concejal y que además espera una definición de la ex Presidenta sobre si se postulará como Senadora Nacional. El oficialismo partidario se mantiene firme en su “lealtad” a Cristina.

Tenemos dentro del amplio espectro que se ha conformado, al Movimiento Evita, que fue el primero en patear el tablero y a través de su conductora Milagros Moya. La dirigente social hizo saber públicamente en la Unidad Básica Justicialista que su sector iría con candidatos propios y que apoyaría al ex Ministro del Interior Florencio Randazzo. Y además encabeza la lista de candidatos a concejales.

Otro referente del Randazzismo en Lobos, es el Dr. Facundo Alesina, quien por ahora ha aportado definiciones a nivel nacional, alineado también al ex Ministro, pero sin precisar ningún nombre para la lista de las PASO. Alesina promovió la candidatura presidencial de Randazzo en 2015, pero trascendió que su intento en esta oportunidad sería aglutinar a todos los frentes que comulgan con una renovación del peronismo. Su objetivo, según manifestó, es “fortalecer el espacio de Florencio”.

Pero hay otra vertiente más que simpatiza con Randazzo y que se ha dado en llama “La Quimera”, que tiene entre sus referentes lobenses a Nazareno Bustos. Este espacio político ha comenzado a mostrarse, aún sin demasiados nombres concretos, con afiches, publicidades en medios gráficos, y como menciona un medio colega, hay un importante sector de profesionales de la salud y del Derecho que estarían dispuestos a sumarse o ya lo están haciendo, entre ellos el Dr. Patricio Barrere.

Hoy por hoy, bien podría decirse que “la unidad” es una utopía, ya que cada corriente que mencionamos ha comenzado a hacer actividad proselitista con pegatinas y pintadas, para instalar su nombre en el electorado y en toda la sociedad. Cada uno, con más o menos recursos, busca poner “blanco sobre negro” y diferenciarse del resto de los sectores que pugnan por un lugar en las PASO dentro del PJ en Lobos. Sólo el tiempo dirá si los randazzistas logran llegar a un acuerdo para sumar fuerzas y así enfrentar al aparato del Frente para la Victoria.

,